“LA CULPA NO ES DEL TRAGO SINO DEL QUE SE LO TOMA”

 

TERMINAL-1

A esta gran conclusión llegaron los comerciantes y pasajeros de las principales Terminales del país tras la medida anunciada este lunes por la Superintendencia de Puertos y Transporte de incluir en los manuales operativos la inmediata prohibición, dentro de las instalaciones, del expendio y consumo de bebidas alcohólicas.

Hasta el momento, los establecimientos de la Terminal de Transportes de Bogotá no han sido notificados de la medida y expresaron su total rechazo.

El gerentes de las Terminal de Transportes , rechazaron la medida de la Superintendencia de Puertos y Transporte que recomendó a las terminales de transporte incluir en sus manuales operativos la inmediata la prohibición –dentro de sus instalaciones– del expendio y/o consumo de bebidas alcohólicas.

Según algunos funcionarios de estos establecimientos públicos, es una medida difícil de cumplir pero que está previsto un control de alcoholemia antes de la partida de los conductores hacia sus destinos.

“Desde el punto de vista práctico, en las terminales las prohibiciones de ciertas actividades comerciales competen a las autoridades administrativas y de Policía, de allí que, si bien nosotros vamos a implementar la sugerencia del superintendente, lo haremos en la parte que nos corresponde”, dijo el gerente de la Terminal de Transportes de Popayán.

Sin embargo, los comerciantes aseguran que sus ventas bajarían en un 30 por ciento, por cuenta de la prohibición de la venta de licores.

“Es algo absurdo porque los locales como se sostendrían si no venden bebidas alcohólicas y comidas”, dijo Ana Julia Paredes una de las vendedoras.

terminal_1

Según la Superintendencia de Transporte, la medida se tomó teniendo en cuenta que la ingesta de bebidas alcohólicas por parte de los conductores se ha constituido en una de las principales causas de accidentes de tránsito.

Terminal-de-transportes-Popayán

“La mayoría de la gentes que compra licores en las terminales de transporte lo hacen para llevarle a sus familiares  y amigos, un detalle original de las regiones que visitan y no para bebérselo dentro de los automotores, cosa que está prohibida y debe ser controlada por las  autoridades y los mismos  conductores” señaló  Parménides Muñoz Illera, administrado de un  establecimiento comercial en la terminal de transportes  de  Popayán.