Continúa tensión en el Norte del Cauca por intentos de invasión de predios con caña de azúcar

 

 

Este viernes 5  de agosto nuevamente se ha presentado enfrentamiento entre trabajadores y habitantes Afrocaucanos de la zona rural de  la vereda El Tetillo del municipio de Padilla con un grupo de indígenas que intentaron ocupar los predios sembrados con caña de azúcar obedeciendo a la estrategia diseñada desde algunos  años denominada  de “recuperación de la tierra” o como lo nombran en este tiempo  las  organizaciones indígenas “Liberación de la Madre Tierra”.

Por ese motivo hace ya  varios años el pueblo Nasa del Norte del Cauca  viene dándole vida y cumplimiento al primer punto de la plataforma de lucha con el cual nació el Consejo Regional Indígena del Cauca  CRIC que es “recuperar la tierra”, lo que ha conllevado a la lucha permanente contra el sector  económico azucarero  de  los  ingenios y la confrontación directa  la fuerza pública  y los pobladores vecinos de la zona plana de ascendencia negra o campesinos de las haciendas cañiculturas  que surten de  materia  prima los Ingenios azucareros de la  región  en municipios  como Miranda, Corinto, Padilla, Guachené  y Caloto en el Norte del Cauca.

Trabajadores  de los Ingenios asentados en el Norte del Cauca  y Sur del valle  llevan cinco días bloqueando  la  carretera que  une los municipios de Miranda y Corinto para protestar y evitar la  movilización de  grupos de indígenas que han anunciado la invasión masiva de fincas sembradas de caña de  azúcar de  cara  a la posesión del presidente electo  Gustavo Petro.

Ante esta  grave situación los Empresarios del Cauca y el Valle del Cauca  han  pedido en reiteradas ocasiones  resultados a  las  autoridades de las más de 630 denuncias que se han interpuesto por amenazas, invasiones y agresiones en la región.

A la fecha tan solo hay dos capturados  por los  daños en las más de seis mil hectáreas afectadas, en maquinaria agrícola  y agresiones a trabajadores, lo que ha originado  la  preocupación de  los gremios productivos por la invasión de tierras por parte de indígenas en esta  zona del departamento del Cauca.

El Consejo Intergremial ha realizado un llamado a todos los  caucanos y  colombianos para que se solidaricen con los trabajadores y empresarios del suroccidente del país y que rechacen los continuos actos de violencia protagonizados por encapuchados que no tienen respeto alguno por los derechos a la vida, al trabajo, la libre empresa y la propiedad privada.

Recuerdan que la agroindustria de la caña de  azúcar  representa un eslabón muy importante en el desarrollo económico de estos municipios, con más de 50 mil empleos directos e indirectos en el Norte del Cauca, por lo que “Exigimos las garantías necesarias para seguir trabajando por el progreso del departamento” manifestaron en un reciente comunicado.

Desde el Gobierno Departamental y el Ministerio del Interior se  ha venido ambientando un diálogo interétnico y social  con  los  sectores  involucrados en este  conflicto estableciendo mesas de  concertación  para  buscarle  salidas  a esta  problemática, esperándose  que el presidente Gustavo Petro el próximo lunes 8 de agosto viaje al Cauca para instalar el  primer diálogo regional en donde se  aborde como tema principal el  conflicto de tierras que se  ha presentado tras la ofensiva de  las  organizaciones indígenas  avanzando en sus  políticas de “Liberación de la Madre Tierra”, la cual  aseguran no detendrán hasta  obtener  sus  objetivos en los que  el próximo gobierno nacional deberá estudiar la  inmediata viabilidad de comprarles  para su propósitos ancestrales privilegiadas y productivas tierras, ubicadas en la parte plana del Norte del Cauca, hoy sembradas de caña de azúcar.