Por muerte de jóvenes, relevan del cargo a comandante de la Policía de Sucre

El Director General de la Policía Nacional, el general Jorge Luis Vargas Valencia, anunció en la mañana de este jueves el relevo inmediato del Comandante del Departamento de Policía Sucre, el coronel Carlos Andrés Correa Rodríguez, responsable de la unidad en cuya jurisdicción fueron asesinados tres jóvenes el pasado 25 de julio, en hechos ocurridos en el corregimiento de Chochó, Sincelejo.

Los investigados participaron en el operativo de captura de Jesús Daniel Díaz, José Carlos Arévalo y Carlos Alberto Ibáñez,, que en su momento, las autoridades los hicieron pasar como integrantes del ‘Clan del Golfo’ que habrían participado en el homicidio del agente Diego Ruiz Rincón ocurrido en una panadería de Sampués

Han sido ocho los policías, entre ellos el comandante operativo de Sucre, quienes fueron suspendidos mientras se adelanta una investigación por el asesinato de tres jóvenes  por un supuesto «falso positivo» a los que señalaron de pertenecer al Clan del Golfo y asesinar a un patrullero en el municipio de Sampués el pasado 25 de julio.

Entre los uniformados que fueron separados de forma provisional de sus cargos por los hechos ocurridos en el corregimiento de Chochó, en Sincelejo el pasado 25 de julio, se encuentran el coronel Benjamín Núñez, quien era el comandante operativo de la Policía de Sucre, otro oficial y cuatro miembros de la Policía de Infancia y Adolescencia.

Tras búsquedas de los  jóvenes  detenidos por los  uniformados sus familiares aseguraron que miembros de la Policía fueron los encargados de acabar con sus vidas por lo que se ordenó una investigación interna en la Policía para esclarecer los hechos.

 “Ordené la colaboración fluida para que en el menor tiempo posible se depuren responsabilidades y se lleve a cabo la captura de quienes corresponda. En caso de comprobarse la actuación irregular de algún integrante de la Policía Nacional, debe aplicarse todo el peso de la ley”, indicó Vargas Valencia.

“Mientras la investigación penal está en manos de la Fiscalía General de la Nación, la investigación disciplinaria la tiene la Inspección General de la Policía Nacional, que de la manera más ágil y en el marco del nuevo estatuto disciplinario expedido al amparo del proceso de Transformación Institucional, suspendió a 8 uniformados, incluido un teniente coronel, siendo la primera autoridad en tomar medidas y actuar frente a este caso”, agregó el director de la Policía.

Asimismo, el alto oficial explicó que la Inspección General han recepcionado 42 pruebas (25 testimoniales y 17documentales), que están siendo compartidas con las otras instituciones.

Por otro lado, la Dirección de la Policía explicó que mientras continúa el proceso disciplinario, “se espera que las actuaciones penales conduzcan a la pronta judicialización de quienes, con evidencia física y material probatorio que así lo demuestre, deban responder ante jueces de la república”.

Y es que los hechos en los que murieron abatidos estos jóvenes son muy confusos. Rodolfo Contreras, tío de José Carlos Arévalo, una de las víctimas, en su momento contó que hay fotografías que registran que, para el momento en el que los detuvieron, estos fueron capturados por la Policía y trasladados bajo custodia; pero que cuatro horas después, los hallaron sin vida en un hospital de Sincelejo.