Trabajadores de Ingenios Azucareros protestan en Padilla por invasiones de predios

Nuevamente cerca de un millar de corteros y trabajadores que  laboran en las cosechas y  producción de la  caña de  azúcar en el Norte  del Cauca, se movilizaron manera pacífica por  las calles del  municipio de  Padilla, intentando hacer un  llamado a los  gobiernos locales, seccional  y nacional para hacerle un llamado  asuman  con entereza  y   tomen cartas en un asunto de vital importancia para más de 3500 personas que viven  directamente de este gremio  productivo de  la  región.

Denunciaron que ha aumentado  en los  últimos  día la presión  por  parte de  las comunidades  indígenas para que dejen de desarrollar sus labores, hechos que se suman a la quema de  siembras en los terrenos  de  las  fincas  cañicultoras, invasiones de los  predios  y destrucción de maquinaria agrícola para poder trabajar  las  tierras  en varios  municipios  Nortecaucanos.

La Asociación de Víctimas del Norte del Cauca, dio a  conocer  que a pesar de ser la cuarta vez en el año en que los trabajadores salen a las calles de diferentes municipios, continúan las asonadas en contra de los terrenos fértiles que hay en la vasta cantidad de fincas azucareras que aportan la  mayor  fuerza  laboral  en estas  localidades.

“Este año hemos visto cómo invaden y acaban con fincas como Las Cañas, Ukrania López, Maracaibo y Llano de Taula, en donde trabajamos para nuestras familias. Para nosotros como trabajadores, cultivadores, contratistas, propietarios de maquinaria y de terrenos, es desesperanzador que esta situación se mantenga sin que se vea una respuesta por parte del gobierno local y nacional para que se solucione prontamente. Cada semana que pasa las invasiones avanzan y nos quitan más espacios de trabajo, ocasionando inseguridad para el futuro de nuestras familias, pues no sabemos hasta cuándo contaremos con el sustento del cual vivimos” expresó un integrante  del Sindicato de  Trabajadores  de  INCAUCA.

Adicionalmente, señalaron en esta  movilización  que, las intimidaciones que han recibido de personas sin identificar para abandonar sus puestos de trabajo, se han convertido en ataques contra la integridad física de los trabajadores: “Marchamos de manera pacífica por cuarta vez en el norte del Cauca, esta vez en el municipio de Padilla, pues a pesar de nuestro clamor los grupos de invasores continúan atacando nuestros lugares de trabajo, quemando los cultivos en los cuales laboramos, destruyendo la maquinaria, amenazándonos y atentando contra nuestras vidas con piedras y artefactos explosivos tipo papas bombas”  señaló  Asdrúbal Lasso Mina, cortero de caña.

Voceros  de  los  trabajadores  advirtieron  además  que en los  dos  últimos  años más de 3000 empleos se han perdido  literalmente producto de este accionar violento por actores del conflicto y  las   comunidades  indígenas que niegan la posibilidad de que los antiguos dueños de los predios, continúen sus labores relacionadas con la caña.

Los  trabajadores  de los  Ingenios  recalcaron finalmente que la situación se torna más caótica gracias a que ni las autoridades de control en el departamento Cauca ni de seguridad nacional, con se han pronunciado  con “vehemencia y contundencia” al respecto.

Desde hace varios años, las comunidades indígenas del Cauca, especialmente las Nasa, vienen adelantando un proceso al que denominan “liberación de la Madre Tierra”, el cual explica las ocupaciones que tienen lugar en los terrenos de los ingenios azucareros.

Bajo su perspectiva, los colonizadores los despojaron a ellos de sus territorios de formas violentas. Además de acaparar los terrenos, en detrimento de quien no puede comprar una parcela, les han dado un uso irrespetuoso a los suelos desde entonces, debiendo la  fuerza  pública intervenir.

El proceso de liberación, que empezó desde 2015, consiste en ocupar el terreno por la fuerza, cortar los tallos de caña y usar el terreno para vivienda y cultivos de pancoger.

Por  su parte la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acin) anunció  que seguirán estimulando  las ocupaciones  de las  tierras  en  la zona  plana  y confirmaron que se están adelantando varias jornadas de recuperación.