El viche será bebida ancestral y patrimonio cultural del Pacífico colombiano

La plenaria del Senado de la República aprobó este miércoles en cuarto debate la denominada «Ley del Viche» (también escrito como Biche), con la cual se busca reconocer esta bebida como patrimonio cultural de las comunidades negras del Pacífico Colombiano.

La  iniciativa legislativa  «Ley del Viche», con la que se busca proteger la producción y comercialización de la bebida ancestral, además de brindar herramientas que ayuden a generar empleo en las comunidades del Pacífico.

El proyecto de ley 483 de 2020 (Senado) y 198 de 2020 (Cámara), «por medio del cual se reconoce, impulsa y protege el Viche/Biche y sus derivados como bebidas alcohólicas, ancestrales, artesanales, tradicionales y patrimonio colectivo de las comunidades negras de la costa del pacífico colombiano», inició su trámite en el Congreso desde octubre del año pasado y parte de una iniciativa conjunta de 23 congresistas de Nariño, Cauca, Chocó y Valle del Cauca.

Como congresista ponente de la Ley que Reconoce, Impulsa y Protege el Viche/Biche y sus derivados como bebidas ancestrales, artesanales, tradicionales y patrimonio colectivo de las comunidades negras de la costa del Pacífico Colombiano, quiero expresarles mi enorme felicidad porque hoy aprobó en último debate la ley que pasa a sanción presidencial” expresó el Representante  a  la  Cámara  por  el Cauca, Carlos Julio Bonilla Soto.

“Esta bebida es sabrosura, es cultura, es vida. Con esta ley queremos apoyar a las comunidades negras del Cauca y del Pacífico, proteger el patrimonio cultural, su producción y comercialización en manos de las comunidades en la región” agregó el congresista liberal.

La iniciativa tiene como objetivo proteger la producción y comercialización de la bebida, para que esta quede exclusivamente en manos de las comunidades que la producen, compuesta en su mayoría por mujeres.

Una vez la ley sea sancionada por el presidente Iván Duque, los ministerios del Interior, Comercio, Trabajo y Agricultura diseñar e implementar un programa de fomento a la producción artesanal y comercialización del viche.

Además, a través del Sena y el Ministerio de Educación, se deberán consolidar programas de formación para la producción de esta bebida.

Desde el Gobierno Nacional también celebraron la aprobación del proyecto e hicieron énfasis en la importancia de la bebida para la cultura y la economía de las comunidades del Pacífico colombiano.

«Realmente es una gran noticia que hoy la plenaria del Senado haya aprobado la Ley del Viche, que brinda instrumentos útiles para que las comunidades puedan producir esta bebida ancestral de manera formal, obtener su registro sanitario, la denominación de origen, el registro de marca», destacó por su parte la bonaverense Angélica Mayolo, Ministra de Cultura.

La Superintendencia de Industria y Comercio será la encargada de proteger la propiedad intelectual, industrial y comercial del viche, mientras el Invima creará el registro sanitario para su producción, preservando las prácticas ancestrales.

En noviembre será presentado ante el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, Cnpc, el plan especial de salvaguardia del paisaje cultural vichero, con el fin de que este se incluya dentro de la lista representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial del ámbito nacional.

El plan cuenta con el acompañamiento técnico del Ministerio de Cultura, y busca que se entienda la importancia del viche como manifestación cultural, la cual «trasciende el ámbito inmaterial para integrarse en un concepto más amplio de relación cultural y simbólica con el territorio del Pacífico», explicaron desde el Mincultura.