EL Morro de Tulcàn en Popayàn será territorio ancestral del pueblo  Misak

Las autoridades indígenas Misak reunidas en el Resguardo de La María del municipio de Piendamó, lograron los primeros acuerdos con la delegación del Gobierno Nacional, liderada por el viceministro del Interior, Carlos Baena.

En el pacto se establece que los Misak tendrán derecho ancestral territorial “a la memoria histórica identitaria y sagrada” sobre la pirámide ceremonial de Tulcán.

La Gobernación del Cauca a través de la Secretaría de Gobierno y Participación, bajo el titular de esta  dependencia  Luis Cornelio Angulo Mosquera acompañó la Mesa Regional AISO en territorio ancestral Misak de La Maria – Piendamó, espacio en el cual se logró la concertación y soluciones conjuntas frente a los requerimientos de las comunidades indígenas, a través de la firma de acuerdo con el Gobierno Nacional mediante el Ministerio de Cultura y Ministerio del Interior.

Es de recordar que uno de los debates centrales fue el de la estatua de Sebastián de Belalcázar, fundador de  Popayàn derribada recientemente por las comunidades Misak. Sobre ese asunto, se estableció que solo el Instituto Colombiano de Antropología e Historia, ICANH, autorizará cualquier tipo de intervención en el Morro.

Las universidades serán garantes y una subcomisión conformada por las partes realizará un seguimiento desde la próxima semana.

Las autoridades indígenas Misak celebraron este considerado «logro  històrico», uno de los acuerdos, con el que avanzarán en los diálogos con el Gobierno para evitar nuevas protestas o bloqueos en la vía Panamericana.