Parroquias abren sus templos en  Popayán  y  el Cauca con protocolos de bioseguridad

El arzobispo emérito de Popayán, monseñor Iván Antonio Marín López, informó que  se han  autorizado abrir los templos  parroquiales en la  capital del  Cauca  y el resto de  municipios del departamento cumpliendo   con  todos   los protocolos de bioseguridad exigidos por las autoridades para permitir el ingreso de feligreses.

Lo anterior gracias  a  que la reapertura de los templos católicos y los servicios religiosos está autorizada en todos los municipios del país por  el  Gobierno Nacional, independientemente del nivel de contagio de Covid-19 de cada región o zona. Las medidas de bioseguridad limitan a 50 personas el aforo máximo y pueden participar los menores de edad y mayores de 70 años.

El jerarca y vocero de la Arquidiócesis de  Popayán dijo que una vez concluidos los estudios, lograron un acuerdo con la Alcaldía Municipal de  Popayán  y lo propio deben  adelantarse  el resto de  municipios  de  la  geografía  Cauca  ante  las  respectivas  administraciones  locales, lo que permite la apertura de los establecimientos.

“Por ahora, solo se permitirá un aforo máximo de 50 personas, que ingresarán teniendo en cuenta todas las medidas de desinfección y cuidado”  advirtió  Marín  López.

“Cada párroco debe asegurarse que su parroquia cumpla el protocolo y en todos los casos, para la celebración de la Santa Misa y cualquier otro servicio religioso se deben evitar las aglomeraciones, es decir, se debe mantener el distanciamiento físico de 2 metros entre los feligreses y garantizar que no se supere el número de 50 personas en la celebración. Si el templo es pequeño, ingresarán sólo las personas que puedan mantener la distancia de 2 metros de aislamiento. Entre otras medidas, se confirma el ingreso al templo de menores de edad y de personas mayores de 70 años” precisó Monseñor Iván Antonio Marín López.

Previamente   en  un comunicado Conferencia Episcopal de Colombia había  direccionado las líneas de bioseguridad preparadas por la ayudarán a cumplir con los estrictos protocolos y adjuntó otros materiales útiles, a nivel espiritual y pastoral, para el regreso de los fieles a las celebraciones en los templos.

Sin embargo, la nota advierte que si un alcalde de un municipio de alta afectación del Covid-19 considera que debe restringirse la actividad en los templos, luego de pasar por los canales previstos, podrá hacerlo. De allí, la invitación, en particular, a los sacerdotes para realizar campañas de difusión de modo que los feligreses conozcan el protocolo de bioseguridad y lo cumplan responsablemente.