El Cauca pide  habilitar corredor humanitario para migrantes  Venezolanos

 

El Gobierno del  Cauca  ha anunciado y  pedido  a los  alcaldes articular la  creación urgente de  un corredor  humanitario que  le  permita a millares  migrantes Venezolanos  procedentes del Ecuador y otros  países suramericanos el retorno a  su patria.

Esto gesto solidario  requiere apoyar  decididamente la atención a estos  seres humanos  debido a  la  condición de vulnerabilidad de estas personas, quienes llevaban casi una semana caminando a  la intemperie y que transitan  de  paso en varios municipios del  Norte del Cauca  como  Puerto Tejada y Villarica, sin poderles garantizar el alojamiento para  el descanso, ni un albergue para sus  extenuantes  jornadas, menos la alimentación, por lo tanto, es necesario priorizarlas y resolver esta situación de una manera inmediata y humanitaria.

A estas personas  mientras  se  resuelve el tema del  transporte que los  conduzca  a  la frontera con el  hermano país de la  República  Bolivariana de Venezuela, es urgente realizarles un tamizaje en salud.

Es preciso si ciudades  como  Cali  los  bloquea por  obvias  razones sanitarias llamar  la  atención inmediata del  gobierno nacional para  que entre de lleno a  resolver este  gravísimo  problema , pero en tanto proporcionarles señalar al menos  un kit de alimentación, aseo y bioseguridad.

Desde 2018 Colombia ha recibido unos 1480 millones de dólares para ayudar a venezolanos: ¿A dónde ha ido ese dinero?

Y eso sin contar que ACNUR, la iglesia católica y otras Organizaciones No Gubernamentales también contribuyen con el bienestar de los migrantes.

Casi 6 billones  de pesos, provenientes especialmente de Estados Unidos, la Unión Europea, el Banco Mundial y Japón para sobrellevar la migración venezolana.

Al menos  un millón y medio de venezolanos han utilizado al país como trampolín para dirigirse a Ecuador, Perú, Chile y Argentina en un traspaso migratorio continental que hoy los  tiene de  regreso  por  cuenta de  la  falta  de  oportunidades que no se  le dieron y por los efectos de  la crisis del  COVID-19.

Digno ejemplo de imitar lo que hizo el alcalde de  Cali  Jorge Iván Ospina al haber enviado vía  terrestre y aérea a  centenares  de venezolanos en un  gesto de responsabilidad y  sentido humanitario  para contrarestar el crecimiento  exponencial de  una problemática  social que agrava la  convivencia y seguridad en la  capital vallecaucana.

Con las  urgencias  manifiestas  decretadas  por los  entes  territoriales y con el aporte y voluntad  del  gobierno nacional se  hace  necesario que los  migrantes regresen lo más  pronto  posible  al   principal puerto de ingreso  como lo ha sido Cúcuta, donde se han concentrado las ayudas nacionales e internacionales  y por  donde pueden  regresar  a  su patria, en donde  al menos tienen sus  seres  queridos  y sus techos donde vivir,mientras pasa la  pandemia.

Además al menos no pasaran las  penurias, humillaciones y tratamientos indignantes de  xenofobia porque el régimen del presidente Maduro les  puede seguir  dando en medio de  la  crisis que están  padeciendo comida subsidiada  y regalada a  través  de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) que se encargan desde  hace  muchos años de distribución de alimentos promovidos por el Estado de Venezuela en los cuales las propias comunidades abastecen y distribuyen los alimentos prioritarios a través de una modalidad de entrega de productos casa por casa.