Niño Jesús en el pesebre

como-hacer-pesebre1
Jesús nació en la última pobreza: en un corral de animales. Nadie quiso abrirle la puerta de su casa. Desde su mismo nacimiento comenzó a sentir por experiencia propia el desprecio que se tiene a los pobres.
 
Jesús compartió voluntariamente nuestra pobreza. Se hizo pobre por nosotros. Porque sabe que con los pobres y desde los pobres es posible caminar hacia una socie­dad de hermanos.
 
El hecho de que Jesús haya querido nacer en el seno de una familia popular marca para siempre a sus seguidores. Nuestra fe es fe en un pobre. Creemos en alguien que es parte de nosotros, de nuestro pueblo.
 
En aquel tiempo ya había gente que esperaba a un Salvador que viniese de los grandes, de los poderosos. Pero no fue así. Jesús vino como Redentor pobre, como servi­dor, como alguien a quien lo hacen sufrir hasta la muerte.
 
La pobreza voluntaria de Jesús significa que Dios está del lado de los pobres. Que las promesas de Dios se cumplen en los despreciados de la sociedad, de quienes Cristo se ha hecho parte.
 
La Historia y la Palabra de Dios hay que entenderlas desde los pobres. Con El nos sentimos orgullosos todos los
pobres.

nino-jesus-en-pesebre-2

Navidad a tu lado

Tengo todos los días para recordar tu grandeza, y de entre ellos, uno solo para honrar tu nacimiento, tu cumpleaños, el día en el que el destino de la humanidad sería perdonado y la oportunidad de Salvación nos fuera otorgada a cada uno de tus hijos.

En este, tu día especial, tu mes de alegría, quiero recordarle a mis hermanos que lo más importante de la Navidad no son los regalos, los adornos y las comidas, sino el hecho mismo de celebrar un año más del Dios que se hizo hombre para salvarnos.

Señor, quiero pasar esta maravillosa fecha a tu lado, celebrarla solor por Ti, por quien realmente vale. Deseo reflexionar sobre cada aspecto de mi vida, rebuscar en mi interior las malas actitudes y purificar mi alma para ser un mejor hijo tuyo, para brindarte mi amor sin reservas.