Siete muertos enlutan a la comunidad indígena de Dabeiba

en-dabeiba-mueren-siete-indigenas-por-deslizamineto-521735

Esta comunidad indígena se dedica a la agricultura, especialmente a los cultivos de maracuyá, ají y caña. La vía de acceso que comunica a la vereda con el casco urbano quedó averiada.

Por la montaña, en andas y entre un lodazal, que hacía difícil el paso a bestias y humanos, los lugareños bajaban despacio dos cuerpos de las siete víctimas de la tragedia tras el deslizamiento de la montaña en Dabeiba, Occidente de Antioquia.

Edison Domicó, de 14 años; Wilfernando Domicó, de 9 años; Norly Domicó, de 10 años; Sorely Gutiérrez Domicó, de 5 años, Yasiry Majuri Domicó, de 2 meses,Celmira Domicó Domicó, de 60 años y Luz Mira Majuri Domicó, de 24 años, fueron los fallecidos que dejó el deslizamiento.

descarga

El lodo y los escombros que estaban en la carretera destapada, a más de 20 kilómetros del casco urbano de Dabeiba, fueron algunas de las huellas que dejaron las fuertes lluvias que llenaron de dolor y tragedia a la comunidad indígena Embera Llano Gordo del resguardo Sever del municipio de Dabeiba.

El alud de tierra sorprendió a los habitantes de dos casas que tras observar el partido que empató a dos goles Colombia con Uruguay continuaron disfrutando de la fiesta del fútbol con el partido entre Brasil y Venezuela, pero la naturaleza truncó la pasión y la vida de los indígenas.

Según el Comité Ejecutivo de la Organización Indígena de Antioquia, OIA, “producto de las fuertes lluvias que se han registrado en esta zona del Departamento, una de las quebradas del resguardo se desbordó, ocasionando un gran deslizamiento de tierra que arrasó a su paso tres tambos indígenas”.

Esfuerzos de los rescatistas

deslizamiento-dabeiba-gobernacion-de-antioquia

Eugenio Durango colaboró en las labores de rescate. Infortunadamente los esfuerzos de él, los lugareños y los organismos de socorro fueron impotentes ante la magnitud de la tragedia.

“Ayudamos en el rescate de una persona, que se trasladó rápidamente al hospital, pero al parecer falleció en el trayecto”, comentó.

Con 68 años, don Eugenio tiene una vitalidad envidiable y no solo sigue aferrado a la vida sino que contribuye con su energía a rescatar víctimas. Aunque no había socializado mucho con ellos, conocía a los fallecidos.

Bebé encontrada

Uno de los aldeanos que ayudó en las labores de rescate narró que hallaron cerca a la vía a una bebé de dos años. La menor fue la última de las personas encontradas.

jueves_13_10_2016dabeibag

Las autoridades se enteraron de la tragedia al amanecer de ayer miércoles y empezaron las labores del rescate en las primeras horas del día.

Alfredo Graciano, habitante de la región, sostuvo que se enteraron a las 6:00 a.m. del miércoles cuando observaron el barranco luego de una noche pasada por agua. “Llovió muy fuerte desde las 6:00 p.m. del martes. Alcanzamos a sacar tres cuerpos”.

Cerca de 20 personas participaron en las labores de rescate. Según los lugareños, en una de las viviendas residía Luz Mira, una joven que según su hermano, tenía un hijo de unos cinco años. “Ella era alegre, le gustaba cantar, y también elaboraba artesanías”, expresó su hermano Yasiri, mientras caminaba con destreza por el camino lleno de lodo, escombros y agua.

Ovidio Majoré, de la comunidad Embera, sostuvo que son cerca de 200 los miembros del resguardo. No obstante, los fallecidos llegaron hace unos años de Chigorodó, Urabá antioqueño.

Otros lugareños sostuvieron que las víctimas habían llegado de huida de la violencia que enfrentó el Urabá por muchos años.

Heridos

Las seis personas heridas (tres adultos y tres niños) son atendidas en centros asistenciales de Dabeiba y Medellín.

Mauricio Parody, director del Dapard, manifestó que tres personas heridas fueron trasladadas al Hospital Pablo Tobón Uribe de Medellín y las tres restantes están recibiendo atención médica en Dabeiba.

Exequias

En la mañana de hoy, se realizarán en el resguardo las exequias de cinco de las víictimas mortales del alud de tierra.

Ovidio Majoré, indígena de la zona, comentó que en las horas de la noche se realizó el velorio con el apoyo de las hermanas de la comunidad de la Santa Madre Laura. “Con el apoyo del cabildo pudimos conseguir los ataúdes”.