«Oscuro Animal» gana premio de Cooperación Española en San Sebastián

 Película colombiana "Oscuro Animal" gana premio de Cooperación Española en San Sebastián

El filme del Colombiano  Felipe Guerrero da voz al sufrimiento de las mujeres en las zonas en conflicto.

img_1448-1

La película «Oscuro Animal», del colombiano Felipe Guerrero, obtuvo el Premio de la Cooperación Española AECID en la 64 edición de Festival de Cine de San Sebastián (España) por dar voz al sufrimiento de las mujeres en las zonas en conflicto.

El galardón ha sido anunciado por el jefe de comunicación de la AECID, Rubén Pulido, y el asesor de la secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Santiago Herrero, en un acto presentado por el director de la Filmoteca Vasca, Joxean Fernández.

El jurado destacó de «Oscuro Animal», una coproducción entre Colombia, Argentina, Países Bajos, Alemania y Grecia, «la ausencia de diálogo con la que el director ha querido reflejar la indescriptibilidad del sufrimiento y el dolor de las mujeres protagonistas del filme».

Subrayó además la «radicalidad cinematográfica y la visibilidad que ha concedido a la situación de la mujer en zonas de conflictos violentos« este filme, que ha integrado la sección Zabaltegi del festival.

569fd7472dcaa_579x386

“Oscuro Animal”, es una historia que ahonda en la vida de violencia de tres mujeres que emprenden un camino desde la selva colombiana para cambiar sus destinos que han estado sumidos por la intimidación, no sólo paramilitar, la guerra que en Colombia lleva más de 50 años, si no que en la violencia de género, la debilidad y delicadeza que es llevada al otro extremo por culpa de una causa y de quienes tienen el poder en ese minuto, para forzarlas a hacer lo que sea.

Es una historia además que casi no tiene diálogos, por no decir que no tiene en absoluto, y uno se pregunta finalmente, para qué los quiere si todo es extremadamente visual. También es un relato enormemente duro porque está contada con realismo desde el cuerpo y los sentimientos de estas mujeres presas del miedo, la violencia sexual y física, el rechazo, la soledad y el absoluto desamparo.

Por eso se transforma en un “alivio” la presencia de una niña, que es rescatada por una de las protagonistas, porque además luego de un tiroteo queda sola, y las dos siguen camino a la libertad o una mejor manera de estar en este mundo. Es que después de tanto mal trato que les ha dado la vida, el silencio se hace parte de la humanidad, como un trauma que las lleva al mutismo, o peor aún, la falta de ganas  de querer interactuar con otros.

Además, ante la calidad de los filmes presentados el jurado ha concedido dos menciones especiales. 

A «Viejo calavera», una coproducción entre Bolivia y Qatar, del realizador Kiro Russo, «por su lenguaje cinematográfico propio y hacer suyo el universo visual y sonoro de la luchas de una comunidad de mineros bolivianos por su dignidad», y a «Hotel Cambridge», de la brasileña Eliane Caffé, por su trabajo colectivo en torno a la lucha por la vivienda en Sao Paulo.

El premio, dotado con 15.000 euros (16.800 dólares) y que cumple este año su segunda edición, distingue a la película presentada en el Festival de Cine de San Sebastián que mejor contribuye a la difusión de los objetivos de desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza y el pleno ejercicio de los derechos humanos.