Por casi 2000 Homicidios deberá responder alias «HH»

e6ed9bf4703e634c027e8314733c678b

El excomandante del Bloque Calima de la AUC le habría ordenado a sus hombres asesinar a 1.033 personas en diferentes municipios de Antioquia.

En la época de dominio paramilitar en el departamento de Antioquia el comandante del Bloque Calima de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Everth Veloza García, alias ‘HH’ podía “darse el lujo” de decidir quién vivía y quién no. Sus hombres fueron un escuadrón de la muerte que atemorizaron la mayoría de municipios antioqueños.

Según la Fiscalía General jefe paramilitar le ordenó al frente Arles Hurtado del Bloque Bananero ejecutar 1.033 homicidios en los municipios de Turbo, Currulao, Apartadó, Chigorodó, Mutatá y Carepa, en el Urabá antioqueño. Estas acciones se adelantaron siguiendo la consiga ‘para’ y su lucha antisubversiva.

Los investigadores determinaron que las masacres y homicidios selectivos se ejecutaron bajo la consigna de los hermanos Vicente y Castaño Gil: “todo lo que oliera a guerrilla debía ser eliminado en Urabá”.Bajo esta premisa también se generó el desplazamiento de 65 familias.

Por estos mismos hechos será procesado el exjefe paramilitar Raúl Hasbún, alias ‘Pedro Bonito’, quien comandó durante años el Bloque Bananero, así como 26 postulados a la ley de Justicia y Paz. La Fiscalía General estableció que estas acciones criminales se registraron entre los años 1999 y 2004.

Los magistrados de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Antioquia citaron a una audiencia concentrada en dos meses para anunciar el sentido del fallo e individualizar la pena.

El Bloque Calima

‘HH’ rápidamente se convirtió en uno de los hombres de confianza del clan Castaño Gil. En junio de 1999 lo comisionaron a comandar el Bloque Calima que delinquía en los departamentos de Huila, Valle del Cauca y Cauca, principalmente.

En esas áreas ordenó 176 homicidios a en los municipios de Guadalupe, El Pital, Pitalito, Garzón, Timaná e Isnos (Huila); también en Yumbo, La Cumbre, Yotoco, Florida, Buenaventura, Jamundí y Tuluá (Valle del Cauca); y en Mercaderes, Bolívar, Florencia, Puerto Tejada, Santander de Quilichao, Villarrica, El Bordo, Patía, Timbío, Rosa, Balboa y El Tambo (Cauca).

Cuando HH’ se convirtió en el nuevo comandante de las AUC, Elkin Casarrubias, ‘El Cura’, asumió como segundo al mando. Y se dividieron las zonas en cuatro frentes. El norte del Cauca y Jamundí era manejado por José de Jesús Jiménez, alias Martín o Sancocho; el centro del Valle quedó a cargo de ‘El Cura’; Palmira, Florida y Pradera las manejó ‘Geovany’, y Buenaventura estaba bajo el mando de ‘Félix’. Asimismo, alias Fernando quedó encargado de manejar las relaciones con los políticos.

Es acusado de ejecutar la masacre en la cuenca del Río Naya, entre el 10 y el 12 de abril de 2001. En esta fueron asesinados y mutilados con motosierras 27 hombres y mujeres y niños campesinos, afros e indígenas. Igualmente tendrá que responder por seis desplazamientos forzados.

9d70fa2e32b77a3acec9b0a1802e81f3

Tras su desmovilización, el exjefe del Bloque Calima confesó más de 3.000 crímenes, entregando información sobre sus cómplices, en el negocio del narcotráfico, y la identificación de fosas comunes en Urabá y Valle del Cauca. En 2003 fue extraditado a Estados Unidos.