Modelo caleña fue asesinada en Ciudad de México

 

 FOTO FACEBOOK STEPHANIE MAGÓN RAMÍREZ

Las autoridades de México informaron que la mujer que fue hallada desnuda y muerta en una calle de la colonia Nápoles, zona central de Ciudad de México, es colombiana. Los primeros reportes la identifican como Stephanie Magón Ramírez, una modelo caleña de 23 años.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México indicó que la víctima tenía 23 años de edad y trabajaba como “edecán” en ese país, es decir, laboraba como modelo protocolaria.

 

 

La joven, de 23 años, estaba a punto de graduarse de comunicación social en el Instituto Nacional de Telecomunicaciones, Instel, de Cali  y había viajado a México desde abril porque había sido seleccionada por una agencia de modelos mexicana como edecán, dijeron sus familiares.

Según publicó el medio mexicano La Razón, los investigadores que llegaron hasta el sitio para realizar las labores periciales, encontraron dentro de la residencia de la joven, que quedaba en una azotea, su vestido, su ropa interior, sus zapatos, su bolso e incluso sus llaves. 

El medio  relató que investigan si  la joven  se precipitó al vacío, aunque se desconoce si accidentalmente o si alguien la empujó. Las primeras declaraciones de la Procuraduría de la Ciudad de México dicen que Magón fue hallada completamente desnuda frente al número 20 de la calle de Miami de la colonia Nápoles, y que presentaba traumatismo craneoencefálico y fractura de mandíbula.

Un ex médico forense de Medicina Legal de Colombia asegura que una fractura en la mandíbula no es muy común en caídas, aunque debe analizarse si se golpeó directamente con el andén y cayó de frente.

Por el momento, las autoridades mexicanas siguen a la espera del informe de Medicina Legal para determinar las causas de su muerte.

‘Nany’ Magon

IMAGEN-16661217-2

Stephanie Magón Ramírez estudiaba comunicación social en el  Instel, cuando recibió una oferta para trabajar en una agencia mexicana de modelaje. La joven caleña de 23 años, quien ya tenía experiencia como modelo, decidió suspender temporalmente sus estudios para cumplir con el contrato de ocho meses.

En Colombia había trabajado como modelo protocolaria, impulsando productos como ron o cervezas.

“El día que la seleccionaron llegó muy contenta. Nos contó que de 25 modelos caleñas habían escogido a tres para trabajar con la agencia mexicana. Nosotros tratamos de  convencerla para que no viajará, diciéndole que le faltaba muy poco para graduarse, pero ella estaba decidida a irse”, comenta Aleissy Lasso, director de Instel.

Aleissy recuerda que ‘Nany’, como la llamaban sus amigos más cercanos, era una joven con un temperamento muy dulce, brillante y muy talentosa. “Prácticamente no le faltaba nada para graduarse, solo un par de pruebas. Su plan era trabajar en México y venir en diciembre a recibir su título”, dice el director, quien asegura que Stephanie le había dicho que su meta era convertirse en presentadora de televisión.

“Recuerdo que a todos los profesores les gustaba mucho como registraba ante las cámaras y le decían que tenía un gran futuro en los medios”, recuerda Beliza Hoyos, compañera de estudio de Stephanie. “Cada vez que nos veíamos me contaba sobre su hijo. Hablábamos mucho de la familia, de cosas de madres. Me sorprendí al no ver fotos del niño en su facebook porque ella me mostraba todas las que tenía de él guardadas en su celular”, dice Beliza.

Una familiar cercana a la modelo caleña recuerda que “era muy dulce, además de ser muy cariñosa con su esposo y  amorosa con su hijo de 4 años”.

Para hacer la diligencia de identificación del cuerpo, “lo más seguro es que viaje su esposo, ya que su mamá está muy frágil, pues aún no se ha sobrepuesto a la experiencia traumática de la muerte de su otro hijo”, agrega.

Hace poco más de tres años, el hermano menor de Stephanie viajó a Brasil a visitar a su padre. Según cuenta la familiar, el joven fue asesinado en medio de una riña callejera. “El chico era su polo a tierra, y pues ahorita le llega la noticia de la muerte de su hija”, cuenta.

También relata que  antes de viajar a México, Stephanie se había ido a vivir con su madre  dada la depresión que estaba afrontando.

 

13903216_851345318331580_106183891619693846_n

“La Procuraduría General de Justicia investigará el caso hasta sus últimas consecuencias, con estricto apego a la legalidad y respeto a los derechos humanos de la víctima”, señaló.

Hace un año, en la colonia Narvarte de la Ciudad de México, murió asesinada junto a otras cuatro personas la colombiana Mile Virginia Martín, de 29 años quien vivía en Bogotá antes de llegar al Distrito Federal para buscar suerte como modelo.

Este domingo en una manifestación para exigir justicia sobre este caso, organizaciones y familiares de las víctimas del crimen de la colonia Narvarte pidieron que no se criminalice a Mile con las versiones de que tenía un supuesto vínculo con actividades de narcotráfico.

Versiones de esa naturaleza también han salido a flote en el caso de la mujer encontradamuerta en la colonia Nápoles, sin embargo, oficialmente no se han entregado hipótesis sobre los móviles del crimen.