Cali le dice SÍ a la paz

Diapositiva1

 

La campaña por el SÍ al plebiscito por la paz en Cali ya tiene un coordinador político. Se trata del experimentado líder Óscar Gamboa Zúñiga quien actualmente se desempeña como asesor para el posconflicto de la Alcaldía de Cali.

Gamboa  Zúñiga fue designado por el alcalde Maurice Armitage para orientar la campaña por el SÍ y hacer pedagogía entre los caleños con el fin de que se apropien de los acuerdos de paz y comprendan que la paz no pertenece al gobierno, al presidente o al equipo negociador, sino que es un derecho de cada ciudadano colombiano.

La capital del Valle ha sido víctima del conflicto armado y quiere ponerle punto final a esa larga historia de dolor que ha dejado desolación en el alma miles de víctimas. “Cali está llamada a decirle sí a la paz. Necesitamos voltear la página de la guerra y que regresen las sonrisas a los campos y consolidar el desarrollo en nuestra bella ciudad”, expresó Óscar Gamboa Zúñiga, asesor para el posconflicto de Cali.

Óscar Gamboa, cuenta con una dilatada experiencia pública y profesional que le ha servido para posicionar a la capital del Valle como la ciudad prototipo del posconflicto urbano y la reconciliación nacional. Gamboa Zúñiga es Químico Farmacéutico de la Universidad de Antioquia e Ingeniero Industrial de la Universidad Autónoma de Occidente de Cali. Especialista en Gestión y Desarrollo comunitario: Universidad INCCA de Colombia.

Actualmente, adelanta una maestría en Gerencia y Práctica del Desarrollo, en la Universidad de los Andes, ha liderado importantes procesos con las comunidades afros, siendo éstas una de las más victimizadas por el conflicto armado en zonas como el Valle y el Pacífico colombiano.

13875024_10155202541359968_2027001136_n

Óscar Gamboa sabe que esta campaña no es política en el sentido partidista de la palabra, sino cívica y de concertación, que busca establecer acuerdos entre las organizaciones sociales que participarán en una gran deliberación colectiva para decirle SÍ al fin del conflicto armado y abrirle la puerta a una nueva Colombia.

El corazón de la campaña será movilizar a los colectivos y a la ciudadanía de base; hacer pedagogía de paz, derrumbando los mitos en torno a los acuerdos y enamorando a los caleños de esta oportunidad única e histórica que tienen en sus manos a través del plebiscito por la paz.