Indígenas insisten en ocupar los predios de la Emperatriz en Caloto

 

Fuentes de la Policía confirmaron que cinco uniformados del Esmad resultaron heridos durante enfrentamientos con comunidades indígenas en zonas rurales de los municipios de Caloto y Corinto, al norte del Cauca.

Los choques iniciaron en la mañana de este lunes, cuando decenas de nativos llegaron a las haciendas La Emperatriz y Miraflores, a reclamar tierras que consideran ancestrales.

De acuerdo al comandante encargado del Departamento de Policía Cauca, coronel Nicolás Zapata, hay dispositivos permanentes en las zonas para evitar acciones de hecho o daños en la propiedad privada.

arton16295

Por una parte se informó que en la Hacienda Miraflores, municipio de  Corinto, tres patrulleros resultaron heridos, quienes presentan lesiones por esquirlas en sus extremidades ocasionadas por artefactos explosivos improvisados.

Asimismo, en la Finca La Emperatriz, municipio de Caloto, dos uniformados fueron heridos en medio de confrontaciones con comuneros de la zona.

misión_m

La gerente de la ESE Norte 2, Beatriz Bohórquez, denunció que la misión médica del Hospital Niña María de Caloto en la que eran trasladados los policías fue atacada con piedras.

Por su parte, el líder indígena Mauricio Capaz reportó que un integrante de sus comunidades resultó lesionado en medio de los choques, pero aclaró que no reviste gravedad.

“(…) También fuimos informados de disparos hechos por la Policía y el Ejército que se encontraba en la zona”, concluyó.

La Hacienda  Emperatriz

emperatriz

El terreno, que corona la cabecera urbana de Caloto (Cauca), representa para los nativos la oportunidad de hacerse a una tierra por la que pasan tres fuentes de agua.

Para la familia del ganadero Bernardo Jaramillo, que compró el predio de 140 hectáreas hace 50 años y que tuvo que dejarlo por razones de seguridad, es el reflejo de lo que les tocó hacer a muchos colombianos cuando la violencia se apoderó de varias regiones.

Jaramillo murió hace 13 años sin poder volver y su finca dejó de ser la próspera hacienda que empleaba a 180 personas.

Su viuda y herederos han entablado  toda  clase de acciones  jurídicas para recuperar la producción normal de la hacienda pero los  continuos   intentos  de   invasiones (recuperaciones – para los indígenas), ha imposibilitado que los proyectos productivos tengan éxito en estos terrenos que son claves  y estratégicos para la lucha de las  comunidades y de  otro lado la defensa a la propiedad  privada.

Los indígenas han  intentado  tomarse estos  predios  para reclamar del Gobierno la compra de predios por 20.000 millones de pesos que pactaron con él como reparación por la masacre del Nilo, ocurrida en 1991 en Caloto, en la que murieron 20 paeces.

Esmad_heridos_norte (1)

Los enfrentamientos entre indígenas y Policía se agudizan  permanentemente dejando en su ya largo  historial varios muertos  y heridos.

El incumplimiento por parte del gobierno es otra de las causas que empujan a los pueblos indígenas a rebelearse ante el engaño. Según el CRIC, no se trata sólo del incumplimiento a un acuerdo sino a muchos que se han venido reiterando desde 1998, cuando se reconoció la responsabilidad del Estado en la masacre del Nilo.

“El 13 de septiembre de 2005 se comprometió, a través de otro acuerdo, a dar cumplimiento a sus obligaciones pendientes en un plazo máximo de dos años. Sin embargo, la constante gubernamental ha sido la dilatación de los compromisos, a través de maniobras administrativas, trámites burocráticos y desinformación mediática”, confirma la organización indígena en varios comunicados.

A esto se suma el afianzamiento de leyes y normas como el Estatuto Rural y otras medidas administrativas en contra de las comunidades, como la estructuración de los Planes Municipales de Ordenamiento Territorial, donde se maneja la premisa “ni un solo centímetro más de tierra para indígenas, decisiones en beneficio del capital privado y multinacional»  según lo expresan  los portavoces de las comunidades indígenas.