Rescatan comerciante secuestrado y dan de baja 3 guerrilleros del ELN

610x

En una operación conjunta entre tropas del Ejército, con apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana y con inteligencia suministrada por la Policía Nacional, con el propósito de garantizar la seguridad y la protección de la población civil, murieron en desarrollo de operaciones militares tres guerrilleros y se rescató al comerciante Luis Alfonso Chaparro Acosta, secuestrado por el Frente Cacique Calarca del Eln, el pasado 10 de junio en el corregimiento de Juntas de Tamana, municipio de Novita, Chocó.


Por la liberación del señor Chaparro Acosta, comerciante de la región, el ELN exigía 100 millones de pesos. La operación militar se desarrolló en la vereda Zarcita en el municipio de San José del Palmar en el Departamento del Chocó, en el desarrollo del rescate militar, se capturó además un guerrillero herido a quien se le brindó los primeros auxilios y la atención médica requerida.


La ofensiva permitió además la incautación de 4 fusiles, 2 armas cortas, municiones de diferentes calibres, 1 radio scaner, 1 Radio base, 3 Celulares y 1 tablet, así como material relevante para la inteligencia militar, la operación continúa en desarrollo.


El Frente Cacique Calarca que pertenece al Frente de Guerra Occidental del ELN que delinque en el Departamento de Chocó, está dedicado actividades de narcotráfico, extorsión, secuestro y minería ilegal en la región.


Es importante mencionar que está estructura terrorista ha sido responsable de acciones contra la población civil, entre ellas más de 20 secuestros y quema de 27 vehículos en la vía Tadó – Pereira, incluyendo el efectuado el 6 de abril de este año, asimismo la extorsión a contratistas de la zona y la destrucción de material electoral en varios municipios del Departamento.


De igual forma ha efectuado acciones contra la Fuerza Pública, como el asalto a la estación de Policía de San Marino, Río Bagadó (Chocó) el 17 de diciembre de 2005, donde fueron asesinados 09 policías y otros 29 secuestrados.
Con este golpe se afecta significativamente a esta estructura subversiva del Eln, liberando a la población civil del flagelo de la extorsión, el secuestro y el narcotráfico, lo cual genera mejores condiciones de seguridad en el Departamento especialmente en la vía Tadó – Pereira, aportando desarrollo a la región.


Finalmente, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, anunciaron que  continuarán trabajando de manera conjunta y coordinada, ejecutando operaciones en diferentes regiones del país contra los grupos armados ilegales y los diferentes fenómenos de criminalidad que más afectan la seguridad y la convivencia pacífica de los colombianos.