Estado Islámico se atribuye responsabilidad por masacre en Orlando

 

 FOTO AFP

La agencia de noticias vinculada a Estado Islámico Amaq afirmó que el grupo militante islamista era responsable de la masacre en un club nocturno gay en Orlando en el que murieron al menos 50 personas.

“El ataque armado contra un club nocturno gay en la ciudad de Orlando en el estado estadounidense de Florida, que dejó más de 100 muertos o heridos, fue realizado por un combatiente de Estado Islámico”, aseguró Amaq.

omar-mateen

Omar Mateen, el  autor de la masacre en una discoteca en Orlando (EE.UU.), había llamado poco antes de iniciar el tiroteo al teléfono de emergencia 911 y declaró su lealtad al grupo terrorista Estado Islámico (EI), informó el canal NBC News.

Según el medio estadounidense, las autoridades tienen registrada una llamada de Mateen al número 911 en la que declaró su lealtad a los líderes del grupo terrorista.

De acuerdo con la exmujer del autor de la matanza, la familia de Mateen procedía de Afganistán, pero él nació en Nueva York y se mudó posteriormente a Florida con sus familiares.

575d784cc3618855518b4597

Mateen, que portaba un fusil de asalto y una pistola, murió en un enfrentamiento con la Policía, que entró al local para liberar a los rehenes que él había tomado después de disparar a diestro y siniestro.

La Policía de Orlando informó que las víctimas mortales de la matanza en el club Pulse de Orlando ascienden a 50 personas, a los que hay que sumar 53 heridos.

t_418840_430485116994254_2016308411_n

El tiroteo ocurrido en el club gay nocturno Pulse de Orlando (Florida, EE UU), que ha causado la muerte a medio centenar de personas y heridas a otras 53, está siendo investigado como un acto de terrorismo.

Ha sido obra de Omar Mateen, un joven nacido en Nueva York hace 29 años y que el FBI relaciona con Estado Islámico, organización terrorista  que ha reivindicado la matanza.

El agente del FBI Ronald Hopper ha informado en rueda de prensa de que Omar Mateen fue investigado en 2013 por unos comentarios en relación con el yihadismo y en 2014 por posibles vínculos con el terrorista suicida estadounidense Abu Salah. Ambas investigaciones fueron cerradas al no constituir una amenaza.

Hopper ha explicado que Mateen llamó poco después de su ataque al 911 para jurar obediencia al líder del Estado Islámico, Abú Bakr al Baghdadi.