Capturada en Quilichao mujer que mató abuelo de 74 años por deuda de 18mil pesos

Diapositiva1

Una deuda por 18 mil pesos sería la causa para que María Evita Astudillo Chamorro atacara con un chuchillo a Elvio Marino Cobo, causándole después la muerte tras propinarle dos puñaladas en el abdomen.

Así fue expuesto ayer por la Fiscalía en medio de la judicialización contra la ama de casa luego que funcionarios de la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, de la Policía Metropolitana de Popayán capturaran a la mujer en medio de un procedimiento judicial adelantado en una vía pública de Santander de Quilichao.

Y todo porque sobre esta mujer de 62 años de edad recae una investigación por el delito de homicidio agravado por el hecho descrito anteriormente, situación que está basada en la versión entregada por otra dos personas que indicaron que, para el día de los hechos, 5 de diciembre de 2015, María Evita Astudillo Chamorro arribó a una carnicería portando en una de sus manos el cuchillo usado en la agresión, untado con sangre, y manifestando que había herido de muerte a Elvio Marino Cobo.

Cuchillo-y-sangre-420x280

“Para el día de los hechos, a eso de las 7 de la mañana la víctima, Elvio Marino Cobo, arribó a la casa de María Evita Astudillo Chamorro para cobrarle 18 mil pesos que le debía desde tiempo atrás, situación que generó ira en la mujer, la cual contestó de manera agresiva, armándose luego con un cuchillo y así atacó al cobrador, causándole dos mortales heridas en el abdomen.Después, la agresora salió de la vivienda para ir a una carnicería cercana, donde manifestó que había agredido a una persona. Posteriormente, limpió la sangre que tenía el arma blanca en el pasto para así marcharse del lugar. Los testigos salieron hacia el sitio donde se registró la agresión, encontrando tendido sobre la carretera a Elvio Marino Cobo, quien tenía dos puñaladas en el abdomen”, expresó la Fiscalía.

Registrada la muerte del abuelo de 74 años de edad, funcionarios de la Sijín empezaron las respectivas averiguaciones judiciales luego de realizar la inspección técnica al cadáver.

Fue de esta manera que obtuvieron la declaración preliminar de los dos testigos, quienes posteriormente ampliaron sus versiones, entregando así detalles de la forma cómo la mujer llegó vociferando a la carnicería que había dejado ‘chapaleando’ a Elvio luego de propinarle dos puñaladas en el ombligo y luego abandonar la vereda donde se registró esta muerte violenta.

“Esas mismas versiones de los testigos integran los elementos materiales probatorios que establecen la responsabilidad de María Evita Astudillo Chamorro en la muerte del adulto mayor, todo por una deuda que tenía con la víctima desde tiempo atrás. Tras cometer el hecho, la agresora abandonó la vereda y se radicó en el barrio El Porvenir de Santander de Quilichao”, agregó el ente acusador.

Por eso, y con la firme intención de sancionar este acto intolerante, fue aprehendida María Evita Astudillo Chamorro, quien debió escuchar atentamente la imputación que realizó la Fiscalía en su contra por el delito de homicidio agravado; el cual con disgusto, rabia y tristeza no aceptó, pero aun así el operador judicial consideró que la ama de casa representaba un peligro para la comunidad, cobijándola con medida de aseguramiento en centro carcelario.

EL NUEVO LIBERAL