Santos desayunó con Liberales para zanjar diferencias y mejorar gobernabilidad

El presidente se reunió con los codirectores y algunos senadores de esa colectividad.

 

Este martes miembros del Partido Liberal se reunieron con presidente Juan Manuel Santos.

Este martes miembros del Partido Liberal se reunieron con presidente Juan Manuel Santos.

La presencia este martes de Horacio Serpa y Fabio Amín, los dos codirectores del Partido Liberal en la Casa de Nariño, luego de decir apenas hace dos semanas que “seguir en la Unidad Nacional ya no nos interesa”, parece un signo inequívoco de que la gobernabilidad del presidente Juan Manuel Santos está en mejoría.

160510-04-presidente-reunion-direccion-partido-liberal_1800

“El Partido Liberal contribuyó a la elección del presidente Santos, apoya su gestión y mantendrá relaciones directas con el mandatario y con su gobierno, sin intermediarios”, hizo saber la dirección de esa colectividad, poco después de la amenaza de Serpa con irse de la coalición, lo que dejó más tranquilo al Gobierno.

 El viernes pasado, Santos   sostuvo un encuentro similar con las bancadas de Senado  y Cámara de  la «U», lo cual desvirtuó también algunas dudas sobre el respaldo de esa colectividad.

“Sabemos que en el segundo semestre de este año se desarrollará una trascendental agenda de implementación de acuerdos de paz y de temas económicos y sociales indispensables para la estabilidad del país. De suerte que hacemos un llamado a las otras colectividades de la coalición a no permitir que las diferencias partidarias o los asuntos de mecánica política o, peor, la inconveniente anticipación de la disputa presidencial por 2018, pongan en riesgo la agenda legislativa que verdaderamente es prioritaria para los colombianos”, expresaron ese día las bancadas de ‘la U’.

Cambio Radical, el partido del vicepresidente Germán Vargas, también mantiene su compromiso de respaldo al presidente Santos.

“Nosotros estamos con el Gobierno. Lo apoyamos. Respetamos y valoramos la fuerza de las convicciones del presidente Santos”, le dijo este lunes Rodrigo Lara, presidente de Cambio Radical.

De manera que, al menos por lo expresado, los principales tres partidos de la coalición acaban de renovar su respaldo a la gobernabilidad de Santos.

Los conservadores, que no forman parte de la coalición de manera formal, sí respaldan las decisiones del Gobierno en el Congreso, que es donde el Presidente necesita apoyos para tramitar, a partir del segundo semestre, las normas para implementar lo acordado con las Farc y algunos ajustes económicos.

Para algunos, las escaramuzas entre los liberales y Cambio Radical las últimas semanas habían comenzado a afectar la gobernabilidad de Santos.

Serpa, quien primero acusó a la Casa de Nariño de patrocinar una candidatura presidencial de Vargas, amenazó luego con irse de la coalición. “Seguir con la Unidad Nacional ya no nos interesa”, dijo Serpa en una columna que divulga a través de diversos medios cada semana.

Nadie, sin embargo, creyó que realmente los liberales dejarían los cargos en el Gobierno y, más bien, esa posición fue entendida como una presión al Ejecutivo para que tomara distancia de Vargas Lleras.

160510-05-presidente-reunion-direccion-partido-liberal_1800

Serpa, además, en varias ocasiones ha acusado al actual vicepresidente de utilizar su cargo para apalancar su candidatura presidencial para 2018 y lo ha invitado a que deje esa posición y se lance al ruedo.

El pasado viernes, en la cita con ‘la U’ en Palacio, Santos dejó claro que comprende que las tensiones por la presidencia de 2018 han comenzado a generar movidas en los partidos, pero dijo que espera que la coalición lo acompañe hasta el fin de su periodo.

Los liberales y ‘la U’, lo mismo que los conservadores, quieren llevar sus propios candidatos presidenciales a 2018 y sienten que Vargas Lleras les ha tomado ventaja por el control que tiene de buena parte del Gobierno.

El Presidente le entregó a Vargas Lleras la coordinación de los sectores de infraestructura, vivienda y aguas, que son los que mejores presupuestos han tenido.

En su ajuste ministerial de hace dos semanas, el Presidente hizo otra jugada dirigida a mejorar la gobernabilidad para el final de su mandato: designó a figuras prestantes del Polo y Alianza Verde (principales divisas de izquierda y centro-izquierda), con lo que le apostó a ganar respaldo en la opinión y de esos sectores independientes.

De hecho, nombró a la entonces presidenta del Polo (principal partido de oposición de izquierda), Clara López, en el Ministerio de Trabajo. A los ‘verdes’ les dio la cartera de Justicia.

La incorporación del Polo y los ‘verdes’ a su gabinete la hizo, inclusive, a sabiendas de que esos partidos no la apoyarían.

El Presidente requiere de una mejor gobernabilidad para llevar el proceso de paz con las guerrillas hasta su fin, hacer las reformas e introducir enmiendas fiscales urgentes.

El Presidente Juan Manuel Santos este martes lideró una reunión con la cúpula liberal para intentar zanjar la crisis y que volviera a la tranquilidad la relación entre los partidos que lo acompañan.

Al concluir el encuentro, fue claro que cesó la rebelión liberal porque el propio Serpa anunció lo que muchos consideran un “reversazo” frente a su anuncio de la semana pasada.

Es que no nos hemos salido (de la Unidad Nacional), ha habido es una cantidad de tergiversaciones, me atrevo a decir que no de buena fe, para tratar de desorientar a la opinión pública. No cambio ni una sola de las palabras que he mencionado, es que la Unidad Nacional es una coalición de partidos que se organizó para respaldar la candidatura del Presidente Santos, eso ya pasó, ahora los partidos tienen destinos distintos, cada uno tendrá su candidatura presidencial”, dijo el Jefe y codirector del LIberalismo.

Para explicar la nueva postura, el patriarca liberal ha manifestado fueron malinterpretadas sus declaraciones pues continúan y continuarán la Unidad Nacional de Santos.

cristo

A nombre del Gobierno, el ministro del Interior, Juan Fernando Crsito Bustos –también de filiación liberal–, dijo que la crisis “fue una serie de malos entendidos, de versiones interesadas de algunos sectores de generar fricciones. El liberalismo ha estado, está y estará con el Gobierno, porque acompaña el principal propósito del Presidente Santos, que es el de la solución negociada al conflicto armado en Colombia”.

El renovado respaldo del liberalismo será clave esta semana para la discusión de iniciativas como el acto legislativo de paz, que comienza séptimo debate esta semana en Cámara de Representantes.