«La culpa fue del primer beso…» , 13 de Abril Día Internacional del Beso

Hoy, 13 de abril es el Día Internacional del Beso porque una pareja tailandesa rompió el récord de un concurso de ósculos manteniendo sus bocas unidas por más de dos días (58 horas 35 minutos y 58 segundos). En honor a estos amantes se marcó la fecha en el calendario para recordar una de las experiencias más gozosas y placenteras que puede experimentar el ser humano.

ALARGAN LA VIDA

Especialistas médicos afirman que los besos reducen las dolencias, refuerzan el sistema inmunitario y ayudan a los seres humanos a pervivir en el tiempo como especie . Si bien también es el origen de afecciones tan comunes como los resfriados, el herpes labial o las caries, el besar libera endorfinas y hormonas ligadas al cariño y la ternura, como la dopamina y la oxitocina.

Cuando besamos podemos mover hasta 36 músculos y el latido de nuestro corazón puede pasar del reposo hasta la agitación en unos breves instantes.

“El beso es el primer contacto íntimo que tenemos con la otra persona” indica Jorba.

Además, es la primera forma que tenemos de comprobar que alguien puede ser una buena pareja. Según una investigación recogida en el libroThe Science of Kissing: What Our Lips Are Telling Us (La ciencia de besarse: Lo que nuestros labios nos dicen), el intercambio de sentidos -olfativo y táctil- que van unidos al beso podrían despertar mecanismos inconscientes que nos lleven a decidir si debemos continuar o no con esa persona.

A pesar de que los investigadores aseguran que esto funciona de la misma forma en hombres y mujeres, los parámetros que definen lo que es un buen beso que varían según los sexos.

Las mujeres prefieren los aromas de hombres que tengas un código genético similar al suyo, según un estudio”
img_msanoja_20160412-200147_imagenes_lv_getty_gettyimages-200013782-002-kKDC--572x411@LaVanguardia-Web

Para las mujeres besar es mucho más importante que para los hombres” aclara Jorba. Ellas se fijan mucho más en los detalles. El beso les habla de la actitud de su pareja, de su sensualidad, incluso en cosas como los dientes de la pareja y la higiene.

Otro estudio de la Universidad de Berna (Suiza), concluye que, además, las mujeres prefieren los aromas de hombres que tengas un código genético para el sistema inmune similar al suyo.

Para muchos de ellos, sin embargo, el beso es un mero paso hacia el sexo. Algo que aunque va unido deberíamos aprender a separar, porque explica Jorba que “a veces es mejor disfrutar del erotismo y dejar crecer el deseo del beso” sin tener que llegar al sexo.

No darle importancia al beso no es positivo para ninguna relación. Es más, la sexóloga asegura que “el beso es lo primero que se pierde en una pareja yes un síntoma muy importante de la disminución de la pasión”. Jorba nos invita a preguntarnos ¿cuándo fue la última vez que dedicamos un buen tiempo solo a besar a nuestra pareja?