Popayán cumple segundo día sin transporte público

10649468_527520127420147_165160620987368737_n

La alcaldía y los transportadores siguen distanciados. Y las partes están radicalizadas. Mientras conductores, propietarios y empresas exigen medidas puntuales, la alcaldía insiste en que decisiones deben surgir de mesas de trabajo que involucren incluso otros sectores ciudadanos.

El tema que más divide, es el de Pico y Placa. Los transportadores piden que la ciudad retome un pico y placa para particulares de todo el día y no por horas como está ahora. se basan en que «sin pico y placa al medio día mas trancones y con ello menos circuitos de recorrido de la ciudad». Pero el alcalde Cesar Cristian Gómez expresa que otros sectores como el comercio y la salud resultan afectados con la norma.

Otro punto candente es el mototaxismo. La administración asegura que no se puede ser radical en un problema que ni siquiera el gobierno nacional ha regulado y más aún en una ciudad donde las tasas de desempleo y el volumen de personas en situación de desplazamiento son altas. Pero los transportadores señalan que no se puede privilegiar la informalidad sobre la legalidad, aún más cuando desde otros municipios llegan a diario centenares de motos a prestar servicio de transporte informal a Popayán.

Estadísticas de alta accidentalidad, falta de seguros, elevados niveles de inseguridad y las pérdidas que causan a los formales son sus mayores argumentos.

En medio quedan los ciudadanos que tienen moto para el transporte de su familia y sus actividades laborales y de ocio y que se verían afectados en caso de que se prohibiera el parrillero como pretenden los transportadores formales.

Para el gremio, no se justifica una competencia desleal, no regulada, mientras el transporte formal carga con una tarifa que no aumenta hace tres años y unos impuestos normas y regulaciones que cada vez son más agobiantes. “vaya el conductor un colectivo cobrar 100 pesos de más en un tarifa. la ciudadanía reacciona, pero ante un mototaxista que cobra lo que quiere no se dice nada” expresan quienes están en paro.

Agrava la falta de solución, un gremio fuerte en materia de decisiones para paralizar actividades, pero dividido en cuanto a representatividad. conductores, propietarios, empresas, reclaman la vocería del movimiento. y en la alcaldía las negociaciones no las ha liderado el propio alcalde, sino sus funcionarios lo que ha generado malestar entre quienes motivan la protesta.

12936499_527634147408745_1857037190696734413_n

Los gerentes de las empresas transportadoras aseguran que ellos no están liderando el movimiento y que si bien las pérdidas para sus organizaciones son cuantiosas no pueden coartar el libre derecho a la protesta. El lenguaje de sus comunicados deja de ver sin embargo una complacencia con el movimiento de indignados que ha surgido.

USO-DE-BICICLETA

La alcaldía ha pedido comprensión a la ciudadanía. y utilizar medios como la bicicleta o compartir el carro particular con vecinos. Justamente particulares son notados haciendo carreras de taxi “piratas” en zonas concurridas como el terminal de transportes o centros comerciales. son la alternativa para quienes no tienen otra opción de moverse, pero al igual que los mototrabajadores exageran con sus tarifas.

Ciudadanos afectados. señalan que es momento en que si hay soluciones. se logren acuerdos de parte y parte. y exigen a la administración que firme puntos que aseguren el respeto de los transportadores de las normas de tránsito, que también acaben con la guerra del centavo.
Conductores de particulares que han notado una mejora en la movilidad, ante la falta de taxis y colectivos circulando por la ciudad también proponen que el pico y placa se amplíe al sector transportador.

El problema continúa. las partes son radicales. la instalación de una mesa de entendimiento no se ve cercana. y mientras tanto la ciudad viviendo una situación de movilidad sin antecedentes. Aunque con menos ruido y menos contaminación que de costumbre.