Una ley que “jumará” las rentas departamentales

 

 

com

Surtido el pasado 21 de Diciembre el primer debate al proyecto de ley 152 de 2015, el cual pretende desmontar el monopolio estatal de licores para abrir paso a la competencia en el sector y reducir los impuestos de los licores extranjeros, se espera que en las próximas sesiones ordinarias se retome la iniciativa y se le dé aprobación.

Ajustar las normas que en materia de tarifas impositivas y de monopolio de licores rigen en el país, de tal manera que sean transparentes y no discriminatorias, es el objetivo del proyecto de ley de licores, que pasó a su primer debate en el Congreso de la República, explicaron fuentes legislativas.

img34771

La ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa, señaló que se dio el primer paso para evitar posibles violaciones a las disposiciones de trato nacional y acceso a mercados, contenidas en diferentes acuerdos internacionales, ratificados por Colombia.

Igualmente, agradeció a los representantes de la Comisión Tercera de la Cámara la seriedad con que se adelantó el debate.

 

Explicó, por ejemplo, que dado que la tarifa del impuesto al consumo de licores, vinos, aperitivos y similares cambia según los grados alcoholimétricos de los productos, la tarifa actual genera una discriminación porque los licores nacionales se producen, por lo general, por debajo de los 35 grados, mientras que los internacionales por encima de ese valor, y estos últimos pagan una tarifa más alta por grado de alcohol.

Esta circunstancia incumple las normas internacionales y más específicamente el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT).

Así mismo, a través de los Tratados de Libre Comercio con Canadá, Estados Unidos y la Unión Europea, el país se compromete a otorgar un trato igual a las mercancías de productos nacionales, y a aquellas provenientes de otro país.

0209132165b499emed

La funcionaria  de ministerio de  Comercio, Industria y Turismo señaló que la iniciativa busca cumplir con los compromisos que el país adquirió con los diferentes mercados, a través de esos acuerdos comerciales, así como hacer más equitativa la carga tributaria para los licores nacionales e importados.

Adicionalmente, el proyecto no deteriora los ingresos fiscales para la salud y la educación de los departamentos, pues la propuesta contempla un componente tributario atado a los grados alcoholimétricos, y otro atado al precio del licor que se calcularon teniendo en cuenta que el recaudo de los 32 departamentos aumenta en promedio un 15%.

La iniciativa pasa a la discusión de la plenaria de la Cámara de Representantes.

licoresdelvalle

Mientras tanto   los trabajadores pertenecientes al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de Bebidas Alcohólicas, Fermentadas y Espumosas (Sintrabecolicas), manifestaron su rechazo

El proyecto de ley 152 de 2015  por la cual se fija el régimen propio del monopolio rentístico de licores destilados, se modifica el impuesto al consumo de licores, vinos, aperitivos y similares, y se dictan otras disposiciones y el cual en el fondo pretende desmontar el monopolio estatal de licores para abrir paso a la competencia en el sector y reducir los impuestos de los licores extranjeros.

licor11

«El proyecto del gobierno es a todas luces inconveniente, incoherente e inconstitucional, ya que pretende desmontar el monopolio de los licores con el fin de permitir que tanto los particulares como los privados puedan producir, comercializar y distribuir licores», indicó el gremio en un comunicado.

Adicionalmente los líderes de Sintrabecolicas indicaron que con esta ley se transformaría radicalmente el sector licorero en el país, pues se acabaría dejando el principio de arbitrio rentístico, con el cual las licoreras estatales fueron constituidas para generar rentas e impuestos a los departamentos para que fueran destinados a salud y educación.

Representantes-Foto-Ernesto-Morgado-Nacional_NACIMA20130913_0258_6

Los trabajadores denunciaron que el proyecto impone «requisitos laxos, tiempos exprés y condiciones absolutamente favorables» para que los privados puedan constituir empresas de licores, tanto así, que cualquier particular (nacional o extranjero) podrá producir, introducir o comercializar licores solicitando permiso al respectivo gobernador, quien deberá responder al solicitante en un plazo máximo de 30 días.

La organización sindical fue enfática en señalar que en contravía del interés nacional y en clara afectación de los recursos para educación y salud de todos los departamentos del país, el proyecto de ley “pretende adecuar el sector nacional de licores a las exigencias de los tratados de libre comercio firmados con Europa y Estados Unidos».

 

Para finalizar Sintrabecolicas pidió que este proyecto de ley que consideran nocivo para el país, sea aprobado «en época decembrina y a escondidas de los colombianos».