Brookfield pagó $ 6.48 Billones y se quedó con Isagen

BROOK-articleLarge

A pesar de las críticas que despertó la venta de las acciones que el Estado colombiano tenía en Isagén, en la mañana de este miércoles la multinacional Brookfield finalmente se quedó con el negocio y anunció el pago de $6.48 billones.

Tras declaraciones del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, el Gobierno dejó claro que con la salida de ese activo no se pone en riesgo la generación de energía y tampoco la expansión dl sector en el país.

Recordó una y otra vez que los recursos recibidos se llevarán a las arcas de la Financiera de Desarrollo Nacional y desde allí se apalancarán los créditos que sean necesarios para construir las obras de infraestructura de cuarta generación.

¿Entonces, ya con el negocio hecho, quién es el nuevo accionista mayoritario de Isagén? Se trata de Brookfield, conocida como la empresa veterana del sector eléctrico. Su sede es en Canadá, y es reconocido como un grupo internacional dedicado a la administración de activos.

Bajo su mando hay más de US$225.000 millones destinados para inversión. Trabaja en los sectores de bienes raíces, infraestructura e inversiones de capital privado. Además lleva más de 100 años trabajando en el sector eléctrico mundial.

People walk to Brookfield Place off Bay Street on the day of the annual general meeting for Brookfield Asset Management shareholders in Toronto, May 7, 2014. REUTERS/Mark Blinch

Este conglomerado se especializa en generación eléctrica mediante procedimientos amigables con el medioambiente.

Cuenta con más de 7.284 unidades eléctricas en todo el mundo, de las cuales 5.372 son de generación hidroeléctrica, 1.577 del tipo eólico y 335 de otro tipo.

Gracias a esta infraestructura tiene una capacidad instalada de 7.300 MW. La mayor presencia que tiene Brookfield en negocios del sector eléctrico es en Canadá, con 81 centrales eléctricas. Asimismo, genera energía en tres diferentes estados de Estados Unidos: Nueva York, Luisiana y California. En Suramérica Brookfield sólo se encuentra en Brasil, en donde tiene una capacidad instalada de 821 MW.