Gloria e indulto en Cañaveralejo. Cuarta Corrida

Cali llegó a la gloria con la apoteosis de toreo de El Juli y Rotolando. Una tarde histórica de toros vivió Cañaveralejo el día de su cumpleaños número cincuenta y ocho. Cuatro orejas -dos de ellas simbólicas- para el torero de Velilla de San Antonio, que soñó e hizo soñar el toreo a la plaza entera en el mano a mano que dirimió con Luis Bolívar, que le acompañó en su salida en hombros.

Con el marco precioso de los tendidos llenos y el sol abrasador recibieron la primera ovación al momento del paseo Julián López El Juli y Luis Bolívar, vaticinando una tarde que resultó histórica gracias al magnífico encierro de Ernesto Gutiérrez, emblemática ganadería de Manizales. Rotolando, precioso toro marcado con el número 398, de 528 kilos, con el trapío de los toros bravos estaba anunciado para abrir la corrida, sin embargo por motivos de última hora se cambió el turno de salida y con él cerró su apoteosis El Juli.

734x486-juli

Toda la plaza al unísono batió pañuelos blancos solicitando el indulto desde mitad de la faena del madrileño que desde el comienzo estuvo sensacional en verónicas cadenciosas ante la calidad del toro. Se lució por chicuelinas y se adornó por lopecinas en el quite después de la gran pelea con los del castoreño.

Algo muy grande se veía llegar después del brindis emocionado a los 16.000 expectantes aficionados: las series por bajo en redondo con exquisito temple por ambos pitones y los olés comenzaron a escucharse con fuerza en la plaza. Toro y torero se crecieron, y crecieron las emociones en los pases continuos en redondo, citando de espaldas, dando ajustadísimos molinetes al compás del pasodoble que no paró de acompañar. Más pases, más series, más desplantes y más voces pidiendo el indulto con los pañuelos en la mano. Por fin aparece el amarillo del presidente concediendo el perdón de la muerte al noble y bravo toro, orgullo de la cabaña colombiana.

Ha sido una tarde apoteósica de El Juli quien ya había cortado anteriormente dos orejas a su segundo, otro gran toro que le permitió mostrar toda su tauromaquia rematada de gran estoconazo, tan efectivo que no recurrió de la puntilla.

luis-bolivar2

Gratísima ha sido también la actuación de Luis Bolívar, que irrumpió con fuerza en su primero al que de rodillas le saludó en tres ocasiones para lucirse luego en ajustadas gaoneras. Toro noble, de gran fijeza, le bordó el toreo bueno: por bajo en redondo y llevando siempre la muleta arrastrada, peinando la arena. Faena que valió junto a la gran estocada las dos primeras orejas de la tarde.

Al colombiano le tocó el garbanzo negro, el cuarto de la corrida, con demasiadas complicaciones que solo permitieron una faena de aliño y una estocada entera premiada con muchas palmas. Y algo similar ocurrió en el sexto al que le inició de rodillas las series en redondo por la derecha, pero lamentablemente se fue diluyendo la faena y las esperanzas de más trofeos.

Hierro de Ernesto Gutiérrez - Colombia Plaza de toros de Cañaveralejo. Cuarta corrida Feria deCali. Lleno en los tendidos. Toros de Ernesto Gutiérrez, bien presentados, con raza. Indultado el quinto #398 Rotolando. logo-mundotoro-fichas-crónicas
El Juli, ovación con saludos, dos orejas y dos orejas simbólicas;
Luis Bolívar, dos orejas, palmas, palmas con saludo.

Alberto Lopera – Loperita