Jhonny Vásquez, Quilichagüeño vencedor de batallas

El futbolista nacido hace 28 años en Santander de Quilichao (Cauca), fue reconocido con el premio al Juego Limpio Guillermo Cano tras vencer la leucemia.

Jhonny Vásquez, vencedor de batallasJhonny Vásquez, futbolista del Júnior de Barranquilla.

Jhonny Vásquez irradia felicidad. El desierto por el que pasó le dejó muchas enseñanzas y por eso el pasado lo recuerda con una sonrisa. La leucemia que padeció le sirvió para acercarse más a su familia, a Dios y para valorar lo que antes le era indiferente.

“Dios les da las batallas más duras a sus mejores soldados”. Esa frase la ha tenido en mente Jhonny Vásquez desde el 13 de junio de este año, cuando en unos exámenes de rutina se le encontraron serias anomalías en su sangre, lo que terminaría como diagnóstico final en una leucemia mieloide crónica, un tipo de cáncer que se inicia en ciertas células productoras de sangre de la médula ósea. Ante semejante noticia, el jugador del Júnior de Barranquilla en lo primero que pensó fue en su familia: en sus hijos Manuela y Alejandro y en su esposa Paola Andrea. ¿Por qué a mí?, se preguntaba. Sin embargo, con el pasar de los días se comenzó a dar cuenta de que todo sería para bien y que gracias a que la enfermedad se había diagnosticado a tiempo, su vida no correría peligro.

johnny_vasquez_4

Su familia lo rodeó, sus padres Nadimi Salazar y Emilson Vázquez viajaron desde Santander de Quilichao a acompañarlo en su proceso, además de su suegra, quien también estuvo muy pendiente. Volver a pisar una cancha de fútbol se convirtió en una ilusión y tras cuatro meses de lucha, se reincorporó a los entrenamientos con el Júnior, club que siempre estuvo muy pendiente de su situación.

En un principio su meta era volver a los entrenamientos luego de tres meses. Sin embargo, ese tiempo se fue dilatando y eso hizo que comenzaran a llegar las dudas. “Es difícil, porque uno tiene una ilusión pero por circunstancias esos tiempos se hacen más largos”, le cuenta Jhonny a El Espectador. Su día a día fue tranquilo a pesar de la vivencia, algo que según él sólo explica “una paz que sobrepasa todo entendimiento”. El médico Jaime Villanueva estuvo al tanto de la recuperación, además era quien le ayudaba también en la parte motivacional, pues tener que ir a clínicas y no a jugar fútbol fue algo nada fácil de llevar.

IMAGEN-15998260-2

Alguien muy importante e inspirador en todo el proceso fue el futbolista de Millonarios, Mario González, quien vivió una situación similar. “Me habló sobre la enfermedad, de creer en Dios, de tener mucha fe, y me dio muchas recomendaciones para el cuidado personal.

Me dijo que para superar el momento tenía que confiar en el de arriba, tener buena actitud durante el proceso y estar bien alimentado”, recuerda Jhonny, quien así como Mario, hoy en día está completamente sano y jugando fútbol. Por vencer en esta batalla, fue reconocido con el premio al Juego Limpio Guillermo Cano, en la ceremonia del Deportista del Año. “En enero haré pretemporada y estoy seguro de que volveré a jugar un partido más temprano que tarde”.

Por: Luis Guillermo Montenegro – El Espectador