14 muertos deja un tiroteo en un suburbio al este de Los Ángeles

La policía de San Bernardino, al sur de California, busca a hasta tres sospechosos

Tiroteo en San Bernardino, California

                           Policías especiales llegan al lugar del tiroteo en San Bernardino. / DOUG SAUNDERS (AP)

Las fuerzas de seguridad del condado de San Bernardino, al este de Los Ángeles, California, buscan a hasta tres sospechosos de un tiroteo que ha dejado al menos 14 muertos y 14 heridos, según anunció la policía en una rueda de prensa.

A las 11:15 de la mañana , el Departamento de Bomberos del condado decía en su cuenta de Twitter: «Respondiendo a informaciones de 20 víctimas en un tiroteo en la manzana 1.300 de S Waterman».

La oficina del sheriff del condado informó media hora después de que la situación aún no está controlada y que busca «entre uno y tres» sospechosos y hay «múltiples víctimas». La información que tiene la policía es que el o los sospechosos están «fuertemente armados».

Los accesos a la zona están cerrados. La búsqueda de los sospechosos la está realizando un equipo policial de operaciones especiales (SWAT). Las imágenes aéreas de televisión muestran decenas de personas siendo evacuadas del edificio y atendidas por los servicios de seguridad.

Un tiroteo en un centro de atención de discapacitados del condado de San Bernardino, en California, dejó al menos 14 muertos y 14 heridos este miércoles, según confirmó en rueda de prensa Jarrod Burguan, jefe de la policía local.

«Lo que tenemos hasta el momento es información de que hasta tres personas entraron al edificio y abrieron fuego contra quienes estaban allí. Tenemos algunos números preliminares: al menos 14 personas están muertas y 14 heridas», dijo Burguan, quien informó que los heridos fueron trasladados a hospitales cercanos.

Los sospechosos «llegaron preparados para hacer lo que hicieron, como si tuvieran una misión», agregó el jefe de policía, quien confirmó que los sujetos pudieron haber escapado en una camioneta de color oscuro y que las armas no han sido recuperadas.

Burguan informó que no hubo intercambio de disparos con los atacantes.

Captura video ABC

Imagen aérea del tiroteo en San Bernardo

Las autoridades informaron que el tiroteo ocurrió dentro del Inland Regional Center -que provee servicios a personas con discapacidad- y que participaron al menos tres hombres armados. Hasta el momento no se han realizado arrestos. Tampoco han podido comprobar si se trató de un atentado terrorista.

Marybeth Feild, presidenta del centro de servicios sociales, dijo más temprano a la agencia AP que «el incidente ocurrió en el área de conferencia» que había sido rentada este miércoles.

Vicki Cervantes, vocera de la policía de San Bernardino, declaró a la prensa local que los sospechosos están fuertemente armados y que, posiblemente, vestían chalecos antibalas y portaban armas de alto calibre.

La zona aledaña al tiroteo fue acordonada por la policía del condado de San Bernardino. Las autoridades recomiendan mantenerse alejados del lugar.

En imágenes de televisión se vio cómo la gente que trabaja en la edificación fue desalojada de manera ordenada por efectivos de la policía. Algunas personas salieron caminando con los brazos arriba y otros en camillas.

En el lugar también se encuentran cuerpos de bombero y un equipo de la policía SWAT.

Terry Petit contó a una televisora local que su hija se encontraba en una de las oficinas cuando escuchó el tiroteo y le envió un mensaje de texto: «Personas dispararon. En la oficina esperando por la policía. Recen por nosotros. Estoy encerrada en la oficina».

 En el condado de San Bernardino viven más de 2 millones de personas, de los cuales casi 50% son hispanos. El lugar del incidente se encuentra a 60 millas al este de Los Ángeles.

El presidente Barack Obama, quien en más de una oportunidad ha manifestado su frustración por la frecuencia de los tiroteos, fue informado de la situación. Este miércoles dijo a la cadena CBS que es un patrón de violencia que no se ve en ningún otro país del mundo y agregó que sus pensamientos estaban con los familiares de las víctimas.