Se fugó el «gallero» del ELN de la cárcel de San Isidro de Popayán

descarga

Un guerrillero del Eln conocido con el alias de ‘El Gallero’, se fugó en la tarde de este lunes del penal de máxima y mediana seguridad de Popayán ubicado en la vereda de  las  Guacas  al norte de esta capital.

El individuo cuyo nombre de pila es Elmer Chinchilla, está condenado A 32 años de prisión, por entre otros delitos, el secuestro del avión de Avianca que cubría la ruta Bucaramanga – Bogotá el 12 de abril de 1999.

Las autoridades penitenciarias del INPEC no han entregado detalles de la forma como ‘El Gallero’ salió del penal y que hoy es buscado afanosamente debido a su «alta peligrosidad»  reveló una fuente  policial en la capital del  Cauca.

El 10 de enero de 2006 Juez Séptimo Penal del Circuito  aclaró que el verdadero nombre e identidad de quien se condenó como Ever Castillo Sumaleva alias “El Gallero” era Eber Castillo Chinchilla identificado con la c.c. No. 18. 918. 235 de Aguachica.

avion-avianca-archivo-colprensa-640x280-15032013

El Vuelo 9463 de Avianca (o secuestro del avión Fokker de Avianca) del   12 de Abril de  1990, era  un Fokker 50 de  Avianca  y  fue secuestrado por un comando de seis guerrilleros del  Ejército de Liberación Nacional  de Colombia (ELN).

La aeronave llevaba 41 pasajeros y cinco tripulantes. La Corte Suprema de Justicia de Colombia ratificó la condena a más de 30 años de prisión y una multa superior a los responsable $1.000 millones de pesos contra de tres de los seis guerrilleros que participaron en la operación del secuestro.

El vuelo 9463 de  Avianca cubría la ruta aérea entre las ciudades de   Bucaramanga  y Bogotá cuando aproximadamente 10:30 AM UTC-5 cuando los gritos de seis hombres armados que cubrían sus rostros con pasamontañas interrumpieron la tranquilidad del vuelo e intimidaron a los pasajeros y tripulantes. Se identificaron como miembros guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Las autoridades colombianas sólo se percataron de la acción del ELN hacia las 12:30 del medio día.

Los encapuchados exigieron a los pasajeros que apoyaran la frente en el asiento delantero y no la levantaran porque el avión iba a hacer un aterrizaje de emergencia. Uno de los encapuchados ingresó entonces en la cabina de mando con una pistola, les quitó los audífonos y sacó de la cabina al comandante del avión. Los guerrilleros obligaron a otro piloto a desviar el avión hacia una pista de aterrizaje clandestina llamada “Los Sábalos”, localizada en la vereda El Piñal, corregimiento de Vijagual, entre los municipios de  Simití  y  San  Pablo  en el sur del departamento de   Bolívar .

 

1363326180_859598_1363336740_noticia_normal

Una vez en tierra descendieron del mismo los secuestradores, éstos no continuaron con ellos sino se quedaron al lado de la nave, mientras otro grupo de guerrilleros del ELN de la cuadrilla «Héroes de Santa Rosa», tomaron a los pasajeros y tripulantes del avión, entre ellos un bebé, varios ancianos, y cinco tripulantes y se los llevaron secuestrados a la selva, navegando por un río en tres chalupas hasta ser trasladados a campamentos en donde permanecieron hasta su liberación.

Un día después del plagio, guerrilleros del ELN dejaron en libertad al bebé y a cinco ancianos. El  15 de  Abril de  1999 a otras tres personas que presentaban quebrantos de salud.

El   7 de  Mayo  fueron liberadas cuatro personas y así paulatinamente hasta el   22 de  Noviembre de 2000, día en el que recobró la libertad la última secuestrada, Gloria Amaya de Alfonso.

Durante el cautiverio falleció Carlos Gustavo González, uno de los pasajeros. Los demás pasajeros secuestrados fueron puestos en libertad en el transcurso de un año, de manera gradual y tras el pago de rescate.La Corte Suprema de Justicia de Colombia ratificó la decisión del Juzgado Segundo Penal del Circuito de Bucaramanga del  16  de  mayo de  20015 .

La sentencia condena a los guerrilleros del ELN, Luis Eduardo Galvis Rivera, William Ricardo Blanco Suárez y Héctor Dante Becerra Salazar a 37, 36 y 36 años de cárcel respectivamente, por los delitos de secuestro extorsivo agravado, apoderamiento y desvío de aeronaves, falsedad material en documento público y destrucción, supresión y ocultamiento de documento público. A Blanco y a Becerra se les condenó por destrucción, supresión y ocultamiento de documento público, además de una multa COP$1.199 millones de pesos y 10 años de inhabilidad para ocupar cargos y funciones públicas.

eln

Por el secuestro del Vuelo 9463 de Avianca, también se encontró culpable al guerrillero  Jose´María Ballestas, quien fue capturado en Venezuela, causó un lío diplomático y luego fue extraditado a Colombia, donde finalmente fue condenado. También a los guerrilleros  Herlintos Chamorro Acosta, alias » Antonio García»», Israel Ramírez Pineda, alias «Pablo beltrán», y Ever Castillo Sumaleva, alias «El Gallero», quien se fugó de  la Cárcel de San Isidro