Corteros y trabajadores de la agroindustrial de la Caña de Azúcar se movilizan exigiendo protección del sector

Diapositiva1

Cerca de 3mil corteros de caña y trabajadores de los diferentes ingenios azucareros del Valle del Cauca y Norte del Cauca realizaron una marcha pacífica este lunes exigiendo  al Gobierno Nacional del presidente Santos que no se modifiquen los mecanismos de protección del azúcar en Colombia.

La marcha salió a las 9:30 a.m. desde las antiguas bodegas del Ferrocarril y se dirigió hasta la Plazoleta  de San Francisco de la Gobernación en el centro de Cali.

Diapositiva1

Los dirigentes sindicales  y líderes de la movilización manifestaron su preocupación por la amenaza sistemática contra los dos instrumentos de regulación del sector: el Sistema Andino de Franja de Precios (SAFP) y Fondo de Estabilización de Precios del Azúcar (FEPA).

IMAGEN-16426985-2

Según los manifestantes, temen que con la política agraria y el TLC se pueda «desproteger la producción nacional a favor de grandes multinacionales y naciones extranjeras».

 

Carlos-Julio-Bonilla-Soto

“La institucionalidad colombiana pretende tomar decisiones en contra del sector azucarero, justificadas a primera vista como una defensa de los derechos del consumidor y el libre comercio, pero, en realidad responden a orientaciones de agencias internacionales, con el fin de que el Estado desmonte instrumentos de protección de la producción nacional; hay que tener muy en cuenta que hay poblaciones y municipios enteros en el norte del Cauca y Valle del Cauca que dependen totalmente del azúcar, entre ellos, corteros de caña, transportadores, comerciantes y pequeños productores de caña y de panela. Por ello, hago un llamado al presidente Juan Manuel Santos Calderón, desde esta región que lo apoya en sus faenas políticas, para que tome las decisiones frente al problema de los aranceles y la multa de la Superintendencia de Industria y Comercio; estamos seguros de que otra forma de contribuir al logro la paz en esta región del pacifico colombiano es garantizando el libre ejercicio de la libertad de empresa y afianzando el empleo digno de los miles de trabajadores de la caña”, afirmó el representante a la Cámara por el Cauca, Carlos Julio Bonilla Soto, quien ha sido un defensor asiduo de esta causa por la cual lucha el sector azucarero.

Igualmente, el congresista  caucano Bonilla Soto, expresó que junto al senador y presidente del Congreso de la República, Luis Fernando Velasco Cháves y la bancada de congresistas del Cauca, se buscará en los próximos días una reunión con el Presidente Santos y se llevará el debate hasta el seno del Congreso de la República.

Preocupación que también han expuesto los productores y proveedores de caña de azúcar agrupados en Procaña, quienes formularon  dos llamados en defensa del sector en su conjunto.

El primero ha sido  para el Gobierno Nacional en el que  manifiestan su preocupación por la amenaza sistemática  contra los dos instrumentos  de regulación del sector: el Sistema Andino de Franja de Precios (SAFP) y Fondo de Estabilización de Precios del Azúcar (FEPA).

Les reiteraron  al presidente  Juan Manuel  Santos y al Ministro de Agricultura Aurelio Iragorri Valencia que esos mecanismos son necesarios para la estabilidad social y económica de los sectores panelero y agroindustrial de la caña de azúcar. Entre los dos generan un millón de empleos y bienestar para más de seis millones de habitantes.

El segundo llamado fue para los empresarios que utilizan como materia prima el azúcar para la elaboración de confites y chocolates.

Diapositiva1

“Hacemos un llamado  a la sensatez de los industriales para que hagan  un análisis sobre el costo-beneficio que le dejaría al país la insistencia de eliminar los mecanismos de protección”, expresó Carlos Hernando Molina Durán, presidente de la Junta Directiva de Procaña.

Agregó que  “el país no puede, por  favorecer a unas pocas empresas del subsector de los dulces y la chocolatería,    afectar a seis  millones de personas  que derivan su sustento de la panela y la agroindustria  de la caña de  azúcar. Creo que no tiene sentido este tipo de  decisiones, mucho más si se evalúa el costo-beneficio, especialmente desde el punto de vista social”.

gufhalkdj-400

Por su parte, Carlos Hernando Azcárate, miembro de la Junta Directiva de Procaña, señaló que las  empresas que argumentan que no pueden ser competitivas en el mercado internacional porque el precio del azúcar interno  es más costoso no es del todo cierto.

“Si se observa bien el nivel de protección en Colombia no se compara con  el de otros países. El nuestro es mediano, lejos de estar entre los más altos del mundo”, dijo.

Anotó que los promedios arancelarios de los países que hacen parte de la Ocde (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, llamado el club de los países ricos) son mucho más altos que los de Colombia.

En la Unión Europea, por ejemplo, el arancel es del 94%, mientras que en Colombia se aplica uno del  23 % en los últimos años.

Otro de los argumentos no válido, según el Presidente de Procaña, es el de la Andi, que señala que en Perú se vende la tonelada de azúcar a US$400, mientras en Colombia sube a US$700. “Eso es una mentira que distorsiona la realidad del mercado”, indicó el dirigente.

Según el señor Molina, los precios del azúcar al consumidor colombiano son inferiores a los de otros países productores.

Citó el ejemplo de que en abril pasado, el kilo de azúcar blanco valía menos de un dólar en nuestro país, mientras que en Perú  no bajaba de US$1,1, en Uruguay de US$1,3, en Argentina de US$1,5  y en Estados Unidos de US$1,9.

En razón a la situación que afronta el sector azucarero, los productores  y trabajadores insisten en hacer valer sus  argumentos con los que le piden que “atienda el llamado de mantener, sin modificaciones, el Sistema Andino de Franja de Precios y el Fondo de Estabilización de Precios del Azúcar para ayudar a reducir el desempleo en el país”.

IMG_1142

Voceros de los sindicatos de corteros de  la Caña de  azúcar  en el Norte  del Cauca  anunciaron que en los próximos días continuaran las movilizaciones  masivas del sector para rechazar las medidas que en contra del sector está por  adoptar el Gobierno nacional.