¿Se está gestando la tercera guerra mundial?

tmb1_661138_20151115193506

 Aunque aviones de guerra, algunos de la coalición internacional liderada por E.U., atacan varios objetivos del grupo EI en Siria e Irak, analistas no hablan todavía de una tercera guerra mundial.

Las operaciones que pretenden borrar al Estado Islámico de la tierra están más recias que nunca. Aviones de combate, bombarderos y drones de la coalición contra el Estado Islámico, liderada por Estados Unidos, arrojan cada día, desde septiembre de 2014, un promedio de 75 bombas sobre blancos del grupo yihadista en Irak y Siria, que van desde campos de entrenamiento y nidos de ametralladoras, hasta instalaciones petroleras y arsenales.

564b4d4d217b2_611_340!
Esto, sin contar la lluvia de bombas rusas y francesas que vinieron después de las masacres simultáneas perpetradas por el grupo extremista el viernes pasado en París, y que dejaron 129 muertos y más de 300 heridos.

El Pentágono dice que no lleva cuenta de las bajas, pero se estima que los ataques de la coalición, a la que hoy pertenecen 60 países, han matado a más de 20.000 combatientes del EI y una cifra de civiles no cuantificadas.

 

El costo de las operaciones alcanza los 5.000 millones de dólares desde agosto de 2014, es decir, un promedio de 11,1 millones diarios.
Los bombardeos han dañado o destruido centenares de vehículos militares, miles de edificios, instalaciones de la infraestructura petrolera y miles de posiciones de combate yihadista. Una paliza diseñada para sepultar a un enemigo sanguinario que ya está actuando ahora con ambiciones globales. Que ha soportado los ataques aéreos, defendido sus territorios claves y aparentemente usado los medios sociales para reponer sus filas en cuanto son reducidas.

Actos de guerra

El Papa Francisco ha calificado los actos del Estado Islámico de “propios de una tercera guerra mundial”. El rey Abdulá II de Jordania dijo el martes en Kosovo, que “nos enfrentamos a una tercera guerra mundial contra la humanidad. Ésta es una guerra, como he dicho repetidamente, dentro del islam”. Y José Mujica, expresidente y senador uruguayo, se refirió a lo que sucede hoy con las mismas palabras: “No sé si estamos en una tercera guerra mundial o no, pero por momentos lo parece”.

541f6a7e3fcca

Pero ¿qué tan cerca está el mundo de una tercera guerra mundial? Los analistas se muestran prudentes. José Ángel Hernández, director del Departamento de Historia de la Universidad Sergio Arboleda, asegura que, “aunque la respuesta es muy difícil, sí puedo decir que la proliferación de los totalitarismos, el radicalismo religioso musulmán, la corrupción política y la falta de cortapisas morales y éticas, hacen que el panorama sea desalentador sin que se sepa en que va a terminar”.

Por su parte, Ólmer Muñoz, docente de la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Pontificia Bolivariana, prefiere hablar de una “guerra religiosa internacional”.

“En esos términos sí tendríamos un serio problema global. Ahí la coalición internacional no solo puede ser de Occidente. Tendrá que ser también de países del Medio Oriente y del sudeste asiático porque el enemigo será común: ningún estado, sea occidental o no, estaría libre de un atentado del Estado Islámico”.

Juan David Escobar, director del Centro de Pensamiento Estratégico de la Universidad Eafit, explicó que “la Primera Guerra Mundial de verdad fue la guerra fría. El terrorismo es una táctica, pero no una guerra en sí y nadie gana una guerra, y menos mundial, con solo terrorismo. Si el fenómeno actual del Estado Islámico fuese una guerra mundial, entonces la ofensiva fracasada de Al Qaeda lo hubiese sido primero y no se calificó como tercera guerra mundial. La lucha contra la viruela también pudo haberse catalogado así”.

POR DIANA CAROLINA JIMÉNEZ |