Asalto con rehenes en un hotel en la capital de Malí deja 27 muertos

Tropas malieneses toman posiciones fuera del hotel asaltado en Bamako.

Al menos 27 personas han muerto este viernes en Bamako, la capital de Malí, en el asalto perpetrado por un grupo de hombres armados al hotel Radisson Blu, según ha informado un portavoz del Ministerio del Interior y recoge la agencia France Presse. Varios asaltantes irrumpieron esta mañana en el establecimiento y  mantuvieron retenidas durante varias  horas a  unas  170 personas —unos 140 clientes y 30 trabajadores—.

La situación actual es muy confusa y las cifras de rescatados varían. Según ha anunciado el Gobierno, una treintena de rehenes han escapado por su propio pie y unos 80 han sido liberados en una operación de las fuerzas de seguridad malienses. «30 han sido capaces de escapar por su cuenta», ha afirmado a la agencia France Presse el ministro de Seguridad, el coronel Salif Traoré, quien no ha dado más detalles. Pero posteriormente el grupo hotelero Rezidor, propietario del establecimiento, ha informado de que todavía quedan 125 huéspedes y 13 trabajadores dentro.

El asalto ha comenzado a primera hora de la mañana, cuando al menos dos individuos, que accedieron hasta la zona de seguridad del establecimiento en un vehículo con placa diplomática, abrieron fuego contra los vigilantes que se encontraban junto a la puerta. Las personas liberadas están siendo concentradas en un pabellón deportivo situado en el mismo barrio, ACI 2000, a unos 500 metros del establecimiento hotelero. «Veo llegar ciudadanos alemanes, franceses, chinos, indios, de muchas nacionalidades», asegura Bacary Diouara, que se encuentra a pocos metros del citado pabellón. Mientras tanto, el asalto al interior del hotel por parte de las fuerzas especiales malienses se encuentra en curso. «Están haciéndose con el control de la situación piso a piso”, según fuentes del Gobierno.

¿Dónde está Malí?

Los asaltantes continúan dentro del hotel y según un alto responsable del Ministerio de Interior se sabe que son, al menos, cinco personas. Otras fuentes hablan de hasta diez atacantes. Algunos de los rehenes liberados han indicado a los medios presentes en el lugar que los terroristas llevan cinturones explosivos. Las fuerzas especiales de EE UU están apoyando a los efectivos malienses, según ha anunciado la CNN.