Proyecto de «Zonas francas» para el agro aprobado en tercer debate

"Zonas francas" para el agro
Gobierno celebró con los agricultores la aprobación en tercer debate en el Senado del proyecto de ley de Zidres.

La seguridad jurídica sobre la tierra es uno de los problemas a los que más referencia hacen los agricultores en el país. Por esa razón, durante el Congreso Agrario Nacional, que va hasta este viernes en Restrepo, Meta, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y el superintendente de Notariado y Registro, Jorge Enrique Vélez, celebraron ante los empresarios la aprobación en tercer debate del proyecto de ley de Zonas de Interés de Desarrollo Rural, Económico y Social (Zidres).

Se trata de territorios en donde, según el Gobierno, se quiere establecer planes de desarrollo rural integral con un enfoque productivo. Esas tierras tienen que estar en zonas alejadas de centros urbanos, que requieran de altas inversiones para la producción, entre otros requisitos. Sin embargo, este es el sexto intento para que el proyecto sea aprobado por el Legislativo, y ha sido criticado por los partidos Alianza Verde y Polo Democrático, así como por organizaciones como Oxfam y Cumbre Agraria, que incluso ha calificado la iniciativa como una “contrarreforma agraria”.

Dijo el senador Jorge Enrique Robledo, quien presentó ponencia negativa, que los campesinos pobres sin tierra dejarán de recibir la totalidad de los baldíos, como dice la ley, pues parte de esas tierras del Estado se podrán destinar a las Zidres. “El truco es que el Gobierno no escritura, pero se entrega en concesión a 30, 40, 60 años, y nos dicen que eso no modifica el régimen de baldíos”, aseguró.

 ffc8f73546ac4277865578b967838203

“Cuando haya predios baldíos en ningún caso se hará el traslado de título de propiedad y se tendrá que cumplir con un pago de contraprestación de dinero que irá al fondo de desarrollo rural para proveer la infraestructura necesaria (para el desarrollo de la Zidres)”, explicó el ministro Cristo, quien ante el auditorio del Congreso Agrario aseguró que antes del 16 de diciembre de este año el proyecto de ley estará aprobado.

“Ha habido muchas cacerías de brujas sin tener en cuenta la ley”, dijo el ministro del Interior, y ministro de Agricultura ad hoc, al referirse a la oposición que se le ha hecho al proyecto. “Se imaginan lo que de mala fe se podría hacer en vez de apegarse al texto”, agregó. Robledo, por su parte, afirmó que entre los reparos está que el Gobierno estaría cambiando el régimen de baldíos y la ley 160 de 1994 y no lo reconoce. “Cuando se legisla con decencia se tiene que poner que un artículo modifica a otro”, explicó. Se refiere a aspectos del proyecto de ley como que la prohibición de acumulación de tierras adjudicadas como baldíossólo regirá desde 1994.

“El otro punto es que se inventan asociaciones que sabemos que son falsas asociaciones para meterle el cuento a la Corte de que este es un proyecto para los pobres”, agregó Robledo, y explicó que por los antecedentes “sabemos que terminan siendo una especie de socios aparceros”.

ospitia

Alejandra Ospitia, presidenta de Fedemaderas, quien intervino en el Congreso, aseguró que «los empresarios no queremos que nos adjudiquen baldíos» y que «la flores, el arroz, la papa, no pueden ser sujetos de un boicot político».

El supernotariado, por su parte, dijo que las Zidres serán una especie de zonas francas para la productividad. Explicó además que la determinación de las Zidres será una decisión que recaerá en un consejo de ministros y con el concepto técnico de la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria. La autoridad de los entes territoriales en el marco de las Zidres es otro aspecto que para Robledo está en entredicho. El senador señaló que no se consultó ni a alcaldes ni gobernadores. Cristo explicó que “en los planes de desarrollo rural tendrá obviamente que preverse la compaginación de las Zidres con los planes de ordenamiento territorial”.

Sobre los POT

simon-gaviria

Durante el evento, Simón Gaviria, director del Departamento Nacional de Planeación, señaló que a partir del 1° de enero, cuando comiencen los nuevos mandatos de alcaldes y gobernadores, tendrá que cumplirse con la formulación de planes de ordenamiento departamental, contemplados desde la Ley de Ordenamiento Territorial. «Queremos que haya concordancia en las estrategias de inversión entre municipios y departamentos», explicó.