El papa Francisco concluye su visita a Cuba y viaja a Estados Unidos

El papa Francisco concluye este martes su primera visita a Cuba con una misa en el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre en Santiago, desde donde partirá al mediodía hacia Estados Unidos, en un viaje cargado de simbolismo por su apoyo al acercamiento de las dos naciones.

CPgQ9N3WcAAb_oH

En el Santuario del Cobre, el mayor centro de peregrinación de la isla -a unos 20 kilómetros de la ciudad- el pontífice pronunciará su última homilía en Cuba para luego dirigirse a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Santiago.

En la catedral, restaurada para celebrar los 500 años de la antigua villa de Santiago en julio pasado, Francisco se dirigirá al pueblo de Santiago y bendecirá la llamada «Ciudad Heroica».

El papa tiene previsto partir a las 12.30 hora local (16.30 GMT) hacia Washington, donde comenzará su segunda etapa de un viaje histórico por su apoyo al restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, que se retomaron en julio pasado.

El primer pontífice latinoamericano arribó el lunes a Santiago de Cuba desde la cercana Holguín, después de cumplir un intenso programa en La Habana.

El papa Francisco concluye hoy  su histórica visita a  cuba con una misa en el santuario más venerado del país y un encuentro con familias antes de volar hacia al norte, para comenzar en Washington  su esperada  gira  por  Estados  Unidos .

Francisco fue recibido en la basílica de la Virgen de la Caridad del Cobre, el mayor centro de peregrinación de la isla -a unos 25 kilómetros de Santiago de Cuba- por el presidente Raul Castro, quien también ha participado en las dos misas anteriores, y a las 9 comenzó su última homilía en Cuba.

En la homilía, el Papa invitó a los fieles a «vivir la revolución de la ternura con María, madre de la caridad».

«Como María, queremos ser una Iglesia que sirve, que sale de casa, que sale de sus templos, de sus sacristías, para acompañar la vida, sostener la esperanza, ser signo de unidad de un pueblo noble y digno», expresó.

«Como María, queremos ser una Iglesia que salga de casa para tender puentes, romper muros, sembrar reconciliaciones», dijo Francisco, en un caluroso día caribeño y ante la presencia de Raúl Castro, el vicepresidente Miguel Díaz-Canel, el ministro de Exteriores Bruno Rodríguez y otros altos funcionarios.

«Como María, queremos ser una Iglesia que sepa acompañar todas las situaciones embarazosas de nuestra gente, no borrándonos sino caminando con nuestros hermanos, todos juntos», agregó.

PAPA CUBA

Queremos ser una Iglesia que salga de casa para tender puentes, romper muros, sembrar reconciliaciones»

«Nuestra revolución pasa por la ternura, por la alegría que se hace siempre projimidad, que se hace siempre compasión y nos lleva a involucrarnos, para servir, en la vida de los demás», dijo el papa en su homilía en el pequeño templo de la patrona de la isla.

Fidel-y-el-Papa-Saludo-Final-2-580x386

En otro fragmento de su homilía, el Papa subrayó que «el alma del pueblo cubano (…) fue forjada entre dolores, penurias que no lograron apagar la fe, esa fe que se mantuvo viva gracias a tantas abuelas que siguieron haciéndolo posible, en lo cotidiano del hogar, la presencia viva de Dios».

El pontífice argentino aludía, aunque sin mencionarlo explícitamente, al periodo en que el ateísmo fue impuesto en la isla tras la revolución cubana de 1959, en que las autoridades comunistas miraban mal a los creyentes y los discriminaban.

Cuba dejó oficialmente de ser atea en 1992 y pasó a ser laica. Las relaciones entre el Estado y la Iglesia se hicieron fluidas a partir de la visita del papa Juan Pablo en 1998 y ahora es interlocutor privilegiado del gobierno de Raúl Castro.