Petro sale en defensa de Feliciano Valencia y pide al fiscal asumir el caso contra el líder indígena

Diapositiva1

“Conozco a Feliciano Valencia, sé que no es un delincuente”: Petro

El alcalde de Bogotá le pidió al fiscal asumir el caso del líder indígena y no permitir que una justicia ignorante tome decisiones.

2934100_n_vir1

Por orden de la Sala Penal del Tribunal Superior del Cauca fue capturado por agentes del CTI de la Fiscalía en Santander de Quilichao (Cauca) el líder indígena José Feliciano Valencia. En fallo de segunda instancia fue condenado por los delitos de secuestro simple agravado y lesiones personales. Los hechos hacen referencia a la retención de un cabo tercero del Ejército en una Minga en el año 2008. Según las autoridades el militar fue retenido y maltratado por comunidades indígenas de Piendamó tras determinar que se había infiltrado en las manifestaciones que se llevaban a cabo en contra del Gobierno.

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, se pronunció por el tema y pidió que el fiscal General, Eduardo Montealegre, asuma directamente el proceso en contra del líder indígena, Feliciano Valencia.

«Yo le pediría al fiscal que directamente asuma el caso y no permita que una justicia ignorante de la diversidad indígena tome decisiones y vuelva criminal la dirigencia indígena del Cauca porque se puede convertir en un conflicto muy violento«, afirmó Petro.

 Según el mandatario, el fiscal debe cumplir con lo que ya la doctrina Constitucional ha decidido sobre el fuero y la justicia indígena, que tiene amplias diferencias con la justicia blanca.

«Conozco a Feliciano Valencia, sé que no es un delincuente, sé que la justicia del Cauca es una justicia blanca que no ha entendido el mundo indígena, muy ligada hace mucho tiempo con los que expropiaron las tierras a los indígenas, y que están muy ligados a una política incluso paramilitar que existe hoy en la región», dijo Petro.

El cabo tercero del Ejército fue sometido a un castigo de 20 latigazos por lo que se consideró un agravio. Valencia habría sido el encargado de ordenar estas acciones en contra del cabo, quien una vez fue liberado por la comunidad presentó la denuncia ante sus superiores y las autoridades judiciales.

Según la investigación de la Fiscalía General el 14 de octubre de 2008 en el sector de La María, jurisdicción del municipio de Piendamó sujetos con el rostro cubierto, bastón de mando y machetes abordaron al cabo tercero y lo obligaron a subir a una camioneta

141110175919_cauca6

Ante la presencia de 400 indígenas fue golpeado y posteriormente trasladado a una vivienda del cabildo, donde permaneció amarrado, vendado y custodiado. Después de 14 horas fue liberado por mediación de laProcuraduría General.

Por estos hechos fue procesado el reconocido líder indígena quien en fallo de primera instancia fue absuelto por un juez promiscuo. Sin embargo, al resolver un recurso de apelación fue condenado por el Tribunal Superior de Popayán que ordenó su detención para el cumplimiento de la pena de 192 meses.

El Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec) deberá definir el lugar de reclusión de Valencia. Debido a su detención se han presentado manifestaciones y protestas por parte de las comunidades indígenas de la región. Igualmente el Congreso de los Pueblos ha sentado su voz de protesta.