Gremio azucarero y Gobierno llegan a preacuerdo sobre arancel al azúcar

El preacuerdo es considerado como una medida de protección a esa agroindustria colombiana.

El impuesto al azúcar importado bajaría a un techo máximo del 70% sin reducciones adicionales en los próximos años.

Un arancel, en su uso más extendido, es un impuesto indirecto que grava los bienes que son importados a un país y que tiene dos propósitos: (1) proteger los bienes nacionales; (2) servir como fuente de ingresos para el estado.

Arancel, además, es el texto en donde se encuentran relacionados todos los derechos de aduana convertidos generalmente en una Ley.

Arancel también es la nomenclatura oficial de mercaderías clasificadas con la determinación de los gravámenes que deben causarse con motivo de la importación y/o la exportación.

Diapositiva1

Luego de dos intensas reuniones en la Presidencia, entre los gremios azucareros y la ministra de Comercio, Cecilia Álvarez, y el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri Valencia, se sentaron las bases para un preacuerdo sobre el decreto que reduce los aranceles para la importación de azúcar.
A esa reunión también asistió la ministra de la Presidencia, Lorena Gutiérrez.
En la reunión, que se extendió durante cuatro horas, los azucareros presentaron sus puntos de vista acerca de los prejuicios que hubiera causado una rebaja de los aranceles al azúcar extranjero al 40%, desde un techo del 117%.
El proyecto de decreto reducía de 117% al 70% del arancel y en tres años lo bajaba al 40%, medida que fue rechazada por todos los gremios por considerarla perjudicial para la cadena del azúcar. A esa posición se sumaron los paneleros y los trabajadores.
Con el preacuerdo el arancel bajaría a un techo máximo del 70% sin reducciones adicionales en los próximos tres años.
Azucarera-Venezuela-fabrica-produccion-industria-800x533
El preacuerdo es considerado como una medida de protección a esa Agroindustria colombiana.
El Ministerio de Comercio y Asocaña,  gremio de los azucareros, lograron ayer un acuerdo para bajar hasta un techo máximo del 70% el arancel (impuesto) para el granulado de importación, sin reducciones adicionales, como una medida de protección a esa Agroindustria colombiana.
Un proyecto de decreto  estipulaba originalmente rebajar del 117% al 70% el arancel y luego bajarlo al 40% en los próximos tres años, pero la  medida  fue rechazada y considerada como lesiva por parte de ingenios azucareros, productores de panela, congresistas, centrales obreras y dirigentes del sector en el Valle del Cauca.
MinComercio
El acuerdo se logró durante una reunión entre el presidente de Asocaña, Luis Fernando Londoño, los ministros de Comercio, Cecilia Álvarez-Correa y de Agricultura, Aurelio Iragorri y los presidentes de los ingenios Mayagüez, Mauricio Iragorri; de Incauca, Juan José Lülle; de Riopaila-Castilla, Djalma Teixeira de Lima Filho;  del Ingenio La Cabaña, Juan Cristóbal Romero y Harold Éder, presidente del grupo Manuelita.
Al encuentro también asistió la ministra de la Presidencia, María Lorena Gutiérrez.
“Fue una reunión larga, pero franca y cordial con los ministros de Comercio y Agricultura”, comentó uno de los asistentes al encuentro, quien pidió reserva de su identidad. El encuentro se prolongó durante cuatro horas.
 azucar5
Durante la reunión los azucareros presentaron sus puntos de vista acerca de los perjuicios que hubiera causado una rebaja de los aranceles al azúcar extranjera al 40% desde un techo del 117%.
Se aclaró que el arancel al granulado de importación podría oscilar entre un 0% y un 70%, dependiendo del comportamiento de los precios internacionales.
Es decir, que cuando la cotización del azúcar crudo esté muy baja se podría aplicar el arancel máximo, mientras en tiempos de mejores precios ese impuesto bajaría a cero si fuere necesario con base en las oscilaciones del mercado externo. Hoy, el precio del azúcar crudo en Nueva York está a 11 centavos de dólar por libra. Hace tres años había sido de 30 centavos de dólar por libra.

“Fue un avance”

El decreto  del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo con base en las modificaciones acordadas sería expedido en los próximos días, mientras una comisión continuaría adelantando evaluaciones sobre el mercado del azúcar.
Reacciones
carlos-h-molina
El presidente de Procaña, Luis Hernando Molina, calificó el acuerdo como “una buena noticia frente a lo que pudo haber sido una rebaja de aranceles al 40%, la cual habría arruinado a decenas de cañicultores, paneleros y productores de azúcar. Fue un avance a pesar de todo y frente a la postura de la Ministra”.
Sin embargo, resaltó que es importante continuar en los esfuerzos para mantener la protección a la agroindustria, “aunque por fortuna el alza del dólar nos ha ayudado”.
El dirigente agradeció las muestras de solidaridad y apoyo a los azucareros y cañicultores, tras señalar que “eso nos deber seguir fortaleciendo”.
Por último, el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, Rafael Mejía, dijo que el acuerdo es importante con los azucareros, “pues se pretendía arruinar a un sector para favorecer a unos industriales que usan un insumo (el azúcar) que solo pesa un 2% en sus costos de producción”.
Perjuicio laboral
El presidente de la SAC,  Rafael Mejía, sostuvo que “lo que no puede ser es que el Gobierno pretenda compensar un problema cambiario con un ajuste estructural de la política comercial, que solo afectaría a los grandes generadores de empleo y mano de obra no calificada de este país, como es el sector agropecuario”.