«Habrá Cese Bilateral definito si se avanza en justicia transicional» Santos

foto5_900

Con un tono enfático y con algo de optimismo, el presidente Juan Manuel Santos aseguró este jueves que si se logra avanzar lo suficiente en los diálogos con las Farc sobre justicia transicional,se podría dar un cese bilateral y definitivo del fuego antes de un acuerdo final, lo que podría significar el fin mismo de 50 años de guerra.

El mandatario dejó en claro que ese ‘escollo’, el de la justicia, es el que se está negociado y sobre el que se necesita un acuerdo para llegar al cese de hostilidades, lo que según Santos y su delegación oficial de paz en La Habana podría llevar a acabar el conflicto armado.

  «Si ese obstáculo lo superamos, lo digo así de claro, habremos avanzado lo suficiente para pensar en la posibilidad de un cese del fuego bilateral y definitivo. ¿Y por qué? Porque ya estamos prácticamente al otro lado, y nadie justifica seguir una guerra cuando la paz está al alcance de la mano», enfatizó el Jefe de Estado.

Estas claridades las realizó durante el XVIII Encuentro de la Jurisdicción Ordinaria, que se realiza en Cartagena y cuyo propósito principal es sentar una postura sobre cuál sería el modelo de justicia transicional que se requiere para que Colombia transite hacia el posconflicto.

Santos, no obstante, dejó en claro que el cese definitivo de hostilidades con las Farc debe estar supeditado a condiciones reales de verificación y cumplimiento, como la concentración de la guerrilla en una zona determina y la entrega de sus armas, por lo que se podría pensar en el fin, tras 50 años, de la guerra.

«Si miramos el proceso de paz, ustedes lo saben, no cabe duda de que hemos avanzado más que en ningún otro intento realizado con las Farc», precisó Santos, quien enfatizó que «la justicia transicional será el mecanismo que nos ayudará a dar el paso del conflicto hacia una sociedad que convive en armonía».

Este tema será abordado nuevamente en el siguiente ciclo de conversaciones, que comienza la próxima semana. De hecho,Santos destacó la designación del Francés Jean Arnault  como delegado del Naciones Unidas para la etapa de verificación del posconflicto, que hará ese organismo junto a Uruguay.

foto4_900

El mandatario, por otro lado, defendió la aprobación de la reforma del equilibrio de poderes y aseguró que su fin, entre otros, sirvió para cambiar la administración de la Rama Judicial, pues aún se presentan inconvenientes como la demora en la implementación de los expedientes digitales.

Santos, además, dijo que su Gobierno ya está consultando con la Rama Judicial el proyecto de ley estatutaria que desarrollara esa reforma, el cual se presentará al Congreso antes del primero de octubre próximo. También destacó la transparencia en la elección de magistrados que se dará en cuestión de semanas en las altas cortes.

«Las instituciones no son buenas o malas por ellas mismas, sino por las personas que la integran», precisó el Jefe de Estado, quien puntualizó que «la justicia colombiana ha sido valiente y audaz, y tiene ahora otra ocasión para demostrarlo».

foto1_900

«Lo del Congresito es solamente una idea abstracta, que no cunda el pánico»

El presidente Juan Manuel Santos explicó este jueves que el llamado ‘congresito’ es solamente una idea para avanzar en la implementación de los acuerdos que se logren con las Farc en La Habana.

En una entrevista con ‘RCN La Radio’, el Jefe de Estado aclaró un poco más su mención sobre esta posibilidad, la cual generó el rechazo de varios partidos políticos con asiento en el Legislativo.

 Sobre este punto, Santos explicó que los acuerdos que se alcancen en La Habana “van a necesitar unos desarrollos” y que “el marco jurídico para la paz no contempla todos los temas que se acuerden” con las Farc.

“Entonces, ¿cómo se puede hacer?, mediante tres caminos: una Constituyente, descartada; un referendo, no nos parece que sea conveniente (…) tendría que ser mediante un acto legislativo, que el Congreso reforme la Constitución”, dijo el Presidente.

Agregó que ese acto legislativo “puede determinar, apenas se apruebe, la necesidad de crear un mecanismo, una comisión del propio Congreso”, la cual podría ser “una comisión especial legislativa o un órgano legislativo especial creado por el propio Congreso, en la que puedan estar los propios congresistas, pero también delegados de las Farc. El Congreso los elegiría.

“Nadie está hablando de sustituir al Congreso”, enfatizó Santos, quien agregó que el mismo Legislativo “tendría que decidir” cómo se constituiría ese eventual órgano y “cómo se hace el desarrollo de lo que se firme en La Habana y que requiera un desarrollo constitucional”.

Agregó que no entiende “por qué se está hablando de golpe de Estado” y fue claro en asegurar que esta idea es una de muchas que se han contemplado para la implementación de los acuerdos que se puedan firmar con la guerrilla.

“Esta no es la refrendación, es el desarrollo de los acuerdos”, aseguró el mandatario y reiteró que no entiende “por qué se armó semejante ventarrón” ante el planteamiento de la posibilidad de esa figura.

Reiteró que el Gobierno les ha dejado claro a las Farc que “tiene que haber una justicia transicional”, es decir, que tendrá que darse “investigación, juicio, condenas y penas; de ahí no nos podemos bajar”.

foto2_900

Uribe nunca ha presentado ninguna prueba’ sobre derribamiento de aeronaves

Santos también dijo que su antecesor, Álvaro Uribe, no ha mostrado “ninguna prueba” de que los recientes incidentes con las aeronaves militares hayan sido causados por derribamientos.

El mandatario dijo que Uribe, jefe máximo del Centro Democrático (el mayor partido de oposición), lo que ha “mostrado” son “versiones de personas que dicen que saben” que pasó en esos hechos.

“Ayer (el miércoles), el Ministro de Defensa, el comandante de la Fuerza Aérea y el director de la Policía, ellos sí de forma contundente, comprobaron que no había sido un derribamiento de ninguna naturaleza, que no pudo haber sido”, afirmó Santos.

Agregó que “en cualquier país civilizado”, cuando suceden estos los incidentes -como el ocurrido al avión Casa en Codazzi (Cesar) y al helicóptero en Carepa (Antioquia)-, se espera a que terminen las investigaciones, pero que en Colombia, al parecer, no.

“Lo primero que vimos en las redes sociales fue ‘derribaron el avión’ y eso no es responsable, es totalmente inconveniente para el país y eso es lo que más me preocupa”, aseguró en entrevista con ‘RCN La Radio’.

Santos también se preguntó por qué el senador Uribe insiste en la teoría del derribamiento y dijo que tales afirmaciones son una “cachetada a las familias de las víctimas” de esos hechos.

Sobre la primera reacción del Gobierno tras la caída del helicóptero, según la cual fue un accidente, el mandatario afirmó que esos fueron los “indicios” que estaban dando las autoridades en ese momento.

“Quienes estaban llenando todo ese vacío que se genera en este tipo de circunstancias dijeron que lo habían derrumbado las Farc, el terrorismo, y si eso se permite, las investigaciones, que muchas veces duran hasta tres semanas, vamos a durar tres semanas con esa versión. La responsabilidad del Gobierno fue decir ‘no señores, lo que tenemos hasta ahora de indicios nos muestra que no ha sido derribado’”, dijo.

Santos también habló sobre el proceso de paz de La Habana y sobre las visitas que ha hecho a esa ciudad el jefe máximo de las Farc, ‘Timochenko’, quien se ha reunido con el equipo negociador de la guerrilla y con Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno. “No tengo ningún problema con reunirme con ‘Timochenko’ a estas alturas, bien sea para acelerar o para rematar (el proceso), lo que me interesa es finiquitar este conflicto”, dijo Santos.