Ramiro Bejarano insiste en que Angelino es un «corrupto y algo más…»

 Mientras tanto, el ex vicepresidente se defiende de las acusaciones de «corrupto, diletante, traidor y clientelista».

Continúa un duro enfrentamiento entre Ramiro Bejarano, columnista del diario El Espectador, y Angelino Garzón, luego de que el ex vicepresidente anunciara que entregó un poder a suabogada Elizabeth Padilla para que demande al ex director del DAS por calumnia y daño contra su honor personal.

 

El columnista del diario El Espectador se ratificó en lo que ha opinado sobre Garzón  y su esposa Monserrat, y anotó que enfrentará «su ataque a la libertad de opinar, del mismo modo que espero que Angelino lo haga con las acciones judiciales que promoveré en su contra. No me van arredrar unos charlatanes que han deshonrado su terruño”.
En su columna, Bejarano sostiene que “la temeraria querella fue ordenada por la cónyuge del candidato, que en su opinión sería la alcaldesa, y orquestada por ese conciliábulo siniestro que se ha apoderado del Valle del Cauca, del que hacen parte la controvertida Dilian Francisca Toro y el camaleón Roy Barreras, entre otras yerbas del pantano”.
Por su parte, en una carta pública, Garzón aseguró que «el señor Ramiro Bejarano tiene todo el derecho de seguir opinando. pero no a ofender llamándome inepto y diletante. Tampoco tiene derecho a calumniarme, señalándome de corrupto y menos a meterse con mi esposa Montserrat, mujer noble, solidaria y sincera, que ha sido mi compañera por muchos años en las buenas o en las malas».Reveló el ex funcionario nacional que cuando fue Gobernador del Valle del Cauca le tocó responderle sus numerosos derechos de petición, por el único motivo de no reconocer pagos exagerados de intereses por una carretera doble calzada Cali- Candelaria que nunca se construyó.

El abogado y periodista Ramiro Bejarano escribió la siguiente  columna contra el ex vicepersidente Angelino garzón a  quien  señala  como » Corrupto y algo más»Me ratifico en lo que he opinado sobre AG y la Agripina criolla, la irascible MM. Enfrentaré su ataque a la libertad de opinar, del mismo modo que espero que AG lo haga con las acciones judiciales que promoveré en su contra. No me van arredrar unos charlatanes que han deshonrado su terruño.

AG se rasga las vestiduras diciendo que no se ha robado nunca un peso y menos del Estado. Esa no es la única forma de ser corrupto. Hay muchas otras, varias de ellas igualmente graves o aun peores, porque degradan los valores de respeto a la cosa pública y menoscaban la fe ciudadana.

Aquí van sólo unas pocas constancias de su corruptela.

La Clínica San Francisco de Tuluá fue intervenida por la Superintendencia de Salud, y designó como agente interventor a la Gobernación del Valle, entonces presidida por AG, quien mediante decreto 534 del 28 de noviembre de 2006, a su turno, designó como interventora a su prima Bertha Nelly Rojas Escobar, a quien también nombró como su representante en la junta directiva del Hotel Guadalajara de Buga. Además, movió sus fichas para que a su otra prima Martha Lucía García Garzón le adjudicaran jugosos contratos en el Hospital Divino Niño de la Ciudad Señora. Convertir la gestión pública en coto de familia es una vieja forma de corrupción. Esto, desde los romanos, se llama nepotismo.

Me pregunto cómo se llamará en el complejo universo de Angelino el hecho de que, cuando estaba investigado por el procurador Ordóñez, lo alojó en su casa de Ginebra (Suiza). Investigador e investigado durmiendo en la misma casa, y el uno recibiendo atenciones del otro. Bonita imparcialidad….

Y cómo calificar el hecho de que siendo AG gobernador, el departamento invirtió $8.353.448= para un acto inútil con Sintragobernaciones.

Y a título de qué AG se consideró asistido del derecho de pagar $ 25.000.000= con cargo al erario para la publicación de una carta suya en el Occidente del 31 de enero de 2007, dirigida a María Isabel Rueda refutando su columna en la que, con razón, la periodista criticó su confuso papel en la huelga de corteros de la caña de azúcar. Refutar opiniones con dineros oficiales.

Y por falta de espacio no me ocupo de estas otras perlitas de impunidad:

• Las relaciones de AG con Raúl Grajales, condenado penalmente por lavado de activos, financiador de su campaña a la Gobernación;

• los desastres en la Industria de Licores del Valle siendo AG presidente de su junta directiva y gerente Esperanza Acosta Tenorio, su mancorna, particularmente en los contratos con Dimerco y Parquesoft;

• las graves denuncias de la red municipal de veeduría ciudadana por los desayunos escolares;

• el sospechoso otrosí en un contrato con la constructora Pisa, que le significó al departamento dejar de percibir importantes ingresos;

• los cuantiosos contratos de prestación de servicios con los que favoreció desde la Vicepresidencia y la Comisión Nacional de Reparación a la cuadrilla de sus amigotes, muchos sin requisitos y tan incapaces como AG. (http://goo.gl/DNDQZD).

Esto no termina aquí, hay más cosas. Habrá para rato.

No está ni tibia la “banda de los cuatro” –Angelino, Monserrat, Dilian y Roy– si creen que con bravuconadas van a silenciarme.