Tras una década de espera el fútbol se vistió de Verde

Tal como se vivió el triunfo del Cali sobre el DIM, muchas ciudades de Colombianas muy cercanas a los afectos del Cali vibraron tras el triunfo contundente y sufrido de los azucareros sobre los rojos de la Capital de la Montaña.

Diapositiva1

El juez central señaló el centro del terreno en Medellín. A partir de las 9:05 p. m., las calles de Puierto Tejada, Cali y Colombia  se convirtieron en un solo grito de alegría, llanto y abrazos entre amigos y desconocidos. Tras nueve años, cinco meses y algunos días, de nuevo la hinchada verdiblanca veía al Deportivo Cali campeón, el primero de la Liga Águila.

Las notas del Pachito e’ché se convirtieron en la banda sonora de esta película que se inició a finales del 2014, cuando se confirmó que Fernando el ‘Pecoso’ Castro sería el nuevo entrenador del conjunto verdiblanco, y que anoche solo fue el canto a la paciencia de una hinchada que supo esperar.

Diapositiva1

 “Independiente de lo que pasara, la gente siempre tuvo fe en el ‘Pecoso’; él es un ídolo de la casa y sabíamos que estábamos para grandes”, comentó Héctor Fabio Narváez, un Caleño de «Raca mandaca» que aprovechó la oportunidad para salir con su bandera, su esposa Maribel  para contagiarse de la alegría.
11406836_10204465822625430_6068590231585638420_n
Con algo de pólvora, la fanaticada ‘azucarera’  de Puerto Tejada emprendió una caravana, adornada con banderas y espuma por las principales calles, donde expresaron sus verdes  gritos, y otros aprovecharon el puente festivo para echar paso al acorde del célbere «Pachito El Ché» himno del Deportivo Cali .

“Es una felicidad gigante, todos estamos felices porque ya eran 10 años esperando. Infinitas gracias a los muchachos, porque lo dieron todo y nos hicieron muy felices”, señaló Aydé Barona Viveros, quien, acompañada por Carlos Mario Barrera ,y los » Narváez -Colimba»  celebraban el triunfo del «equipo amado»

11401092_648199501981500_223695632685687922_n

En el Bulevar   y » Guariloque», los amigos de infancia de  Ronald  Muñoz,  recordaban que las épocas inolvidables de las Dos Aguas en  Puerto Tejada.

Los establecimientos  alrededor del Parque no daban abasto a los hinchas que llegaban y llegaban para abrazarse y celebrar. En las calles la luz era de las bengalas, la pólvora y el blanco de la harina que se movía de un lugar a otro en el aire.

Diapositiva1

Desde el viejo puente sobre el Río El palo, hasta el parque, pasando por Palermo y el Disco Rojo, y el Barrio la Esperanza, Puerto Tejada al igual que Cali fue una fiesta que se estuvo preparando desde el 18 de diciembre del 2005, cuando por última vez el Deportivo Cali había logrado coronarse campeón del Fútbol Profesional Colombiano.

Algo parecido pasaba entre los allegados de Pedro Antonio Zape el legendario Guardavallas del Cali.

Los hinchas del Cali sufrieron mucho, pero al final gritaron, celebraron y bailaron con el título de su equipo, el que se logró en Medellín, de visitante, con el 1-1, con el gol de Andrés Roa.

La alegría de la hinchada abundaba. Y no era para menos, su equipo consiguió su noveno título después de casi 10 años. En las calles las estrellas elaboradas con icopor, y otras en madera, eran mostradas con orgullo. También, porque no le ganaron a un equipo cualquiera, se enfrentaron a uno de los grandes del balompié colombiano: el Independiente Medellín.

11329596_10205919710046856_160491374_n

“Somos campeones, somos felices, esta alegría es de todo el Puerto, el Cauca Valle del Cauca, gracias al Deportivo Cali por esta gran felicidad”, expresó , Gloria Inés Hordugy , comunicadora social de la televisión local e  hincha que se vistió de verde para recibir el título azucarero.

Diapositiva1

La Carrera  20 y el Parque principal los fundadores con sus iguanas  de testigos, el  Puerto se convirtió en una gran mancha teñida de verde, la cual coreaba los nombres de sus ídolos futboleros, un puñado de jovencitos que pasaron a la historia dentro de la institución.

Pese  que se registraron al iniciar la madrugada del Lunes festivo algunos desórdenes de vándalos y desaptados ajenos al Folglorio de los Caleños,el Puerto, Cali y muchas  poblaciones se tiñeron de verde para celebrar el nítido triunfo del Club Azucarero.

«¡Siempre con mi verde en el corazón!,  Felicitaciones