Con ataque explosivo la insurgencia deja sin agua a Algeciras en el Huila

atentado

Un ataque con explosivos cometido por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) contra una planta de tratamiento de agua ha cortado el suministro del líquido en el municipio de Algeciras, situado en el departamento del Huila (sur), informó hoy el Ejército en un comunicado.

Según el documento, el grupo armado hizo detonar durante la madrugada un «artefacto de alto poder» cerca de la infraestructura, lo que «destruyó las instalaciones afectando el laboratorio de prueba y el motor generador eléctrico».

 

De acuerdo con el Ejército, en la madrugada de este sábado la segunda compañía Ayiber González de la columna móvil Teófilo Forero Castro de las Farc, perpetuó un atentado en el oriente del Huila, el cual afectó “una de las mallas de encerramiento de las instalaciones del Colegio Juan XXIII, ubicado en el casco urbano del municipio. En el lugar, los guerrilleros activaron una carga compuesta con cinco kilos de explosivos.

Según las autoridades, el atentado ocurrió hacia las 8 de la mañana afectando y puso en riesgo la integridad física de los 300 estudiantes que el día sábado reciben clases en el lugar.

En otro ataque con explosivos de las Farc, se afectó la planta de tratamiento de agua potable del municipio de Algeciras, informó la novena brigada del Ejército Nacional.

Según un comunicado del Ejército, los hechos se registraron a las hacia las 4:30 de la mañana en la vía que conduce a Santana Ramos, Caquetá, a 1.5 kilómetros del sector conocido como Campina, sector donde “los terroristas hicieron detonar un artefacto de alto poder que destruyó las instalaciones afectando el laboratorio de prueba y el motor generador eléctrico y con ello el suministro del preciado líquido a cerca de 13.000 habitantes”.

Frente a estos ataques, la Fuerza Pública redobla las acciones militares para contrarrestar las pretensiones terroristas, al tiempo que hace un llamado a la población civil para que informe cualquier acto sospechoso que pueda perturbar el orden público en el departamento.
Como consecuencia, el suministro de agua permanece cortado desde entonces para los 13.000 habitantes de Algeciras.

La acción, que el Ejército definió como una «flagrante violación a las normas del Derecho Internacional Humanitario que atenta contra las bienes protegidos», fue adjudicada por las autoridades a una compañía de la columna móvil «Teófilo Forero Castro»de las FARC, que opera en esa zona.

municipio-algeciras-huila-centro-
Junto a este ataque, los militares sostienen que a primera hora la guerrilla hizo estallar al menos cinco kilos de explosivos en el interior del casco urbano, donde resultó afectada «una de las mallas de encerramiento de las instalaciones del Colegio Juan XXIII».

«El atentado puso en riesgo la integridad física de los 300 estudiantes que el día sábado reciben clases en el lugar y atenta contra la educación de los más de 1.100 alumnos que a diario se capacitan en el lugar», destacó el Ejército en el comunicado.

Las Farc mantienen desplegada una ofensiva desde el pasado 22 de mayo, tras suspender el alto el fuego unilateral e indefinido que mantenían desde hacía cinco meses, como respuesta a la muerte de 27 guerrilleros en un bombardeo de la Fuerza Aérea la noche anterior en el suroeste de Colombia.

Entre las últimas acciones guerrilleras destaca la destrucción esta semana de varias torres de energía en los departamentos de Valle del Cauca y Nariño, ambos en el suroeste, y Norte de Santander, en el noreste, que han dejado sin luz durante días a poblaciones enteras.