Montaron la perseguidora contra Velasco Cháves

HECTOR  AURELIO

 

Por: Héctor Aurelio Rodríguez Castro.

Aunque se esperaba que los grandes capitales, las mafias de la política y, asociada a ellos, la gran prensa, empezaran una labor sistemática de ataque directo, contra Senador Caucano Luis Fernando Velasco Cháves, ésta se ha dado en forma despiadada, sin mostrar vergüenza por ello y haciendo alarde de un cinismo sin límites.

Decimos que se esperaba, porque sabiendo que el Partido Liberal, conforme a los acuerdos existentes entre las colectividades de la Mesa de Unidad Nacional, asume la Presidencia del Congreso, este 20 de Julio, y que dentro del liberalismo, con un año de anticipación, se decidió que esa distinción debería llevarla el Senador patojo, las grandes maquinarias, de las regiones que tradicionalmente ostentan este privilegio, no se iban a quedar quietas.

Por el contrario, han atacado, con desvergonzada premeditación al político caucano, esperando que este montaje surta su efecto antes de la instalación del Congreso, para jugar nuevamente las cartas y lograr que la costa, o el Valle, Antioquia o la capital de la República, sean depositarias de esa presea, que es la Presidencia del Senado colombiano.

Está claro, que lo que se persigue no es un fallo judicial, o de alguno de los órganos directos de control del Congreso, no, ellos están es detrás de que los Partidos, decidan deshacer el compromiso, para barajar de nuevo

Es la política sucia, que cada vez enrarece más el accionar político-administrativo de nuestro país.

Por eso, el despliegue de los diarios, y noticieros de tv, proclives a este tipo de trabajos, que desdicen del oficio periodístico. Porque, todos los cargos, o las acusaciones, son hechas en forma atípica, sin acudir a las instancias legales, sino poniendo énfasis en los efectos que se puedan dejar, sobre una opinión pública, presa de estos mercaderes de titulares, que operan como las balas de los sicarios, con destino específico y con pago anticipado.

VELASCO

Los Caucanos, esperamos todos, que se haga justicia, y que los organismos establecidos constitucionalmente, para valorar y enjuiciar las conductas de los congresistas, actúen en forma acelerada, y den su dictamen, pues conociendo el recto proceder del jefe liberal, no dudamos de su inocencia, y la falta de asidero, en los señalamientos que se hacen.

Nada de raro, que en esta empresa criminal, que se ha fundado, estén vinculados políticos caucanos, que esperan, de esta maraña de acontecimientos artificiosos, efectos directos sobre la voluntad de los electores.

Esperamos que no. Que todos, sepamos entender el origen de estas mal intencionadas acusaciones y que votemos a conciencia, por los mejores y por los más dignos y pulcros.