El “Chontico Ortíz” prepara gran batalla electoral por Cali

 

 

 

 

1510649_1575053319422014_3952509549581540244_n

Pese a que  un sector del liberalismo Caleño orquestado por el  destituido ex gobernador  Juan Carlos Abadía quien insiste que esta colectividad debe tener en cuenta la aspiración del ex concejal Carlos Andrés Clavijo González a regir los destinos de  la capital  Vallecaucana, el ex congresista Roberto Ortíz Urueña sigue enfilando baterías para asumir la gran batalla electoral.

El candidato viene convocando especialmente en las bases populares en donde tiene gran  acogida, a líderes y dirigentes que ven en sus propuestas un alto contenido social y algo un poco diferente al manejo que las estructuras  políticas tradicionales de Cali le han dado a las campañas  por la Alcaldía.

El Chontico Ortíz quien viene de un fallido intento de saltar de  la Cámara de Representantes al Senado sabe que la pelea con el Vicepresidente Angelino Garzón avalado por el partido de la U con los “tigres” como Roy Barreras, Dilian Francisca Toro, Roosevelt Rodríguez, Los verdes de Iván Marino Ospina y las fuerzas del Uribismo, no es fácil.

11138080_1575053139422032_6935788033908830788_n

Por ello deberá fortalecer sus estrategias y alianzas con otros sectores políticos capaces  de enfrentar la maquinaría electoral que aunque fuerte tampoco es que sea imposible derrotarla si logra empoderase de un buen discurso, marketing político y alternativa de cambio rodeándose de gente nueva, buena y con otros de reconocida experiencia y trayectoria, que los hay en todo el abanico del espectro electoral Caleño.

Si la aceptación en los extractos bajos  que lo colocan con gran favoritismo en las encuestas la refuerza  con unos  habilidosos acuerdos con los que sí saben hacer la política sin hipotecar sus ideas e  iniciativas Roberto Ortíz, podría ser el sucesor de Rodrigo Guerrero, con una excelente  oportunidad de hacer una alcaldía popular y sin improvisaciones que le dé un timonazo más audaz  en la dirección correcta a  la administración Municipal y Cali sea la gran capital del Pacífico que todos sus habitantes sueñan.

El Liberalismo tiene vocación y sed de poder para recuperar el gobierno local de Cali, tiene con qué y con quien, pero el éxito dependerá de  las jugadas que Roberto Ortíz, el Liberalismo y sus asesores sepan darle a  un campaña que requiere posicionamientos con mensajes claros, optimistas y sin demagogias baratas que a eso terminaron odiando los Caleños , que dejaron de tener en el Alcalde  a un líder que los apasione y le devuelva el amor por la ciudad, el sentido de pertenencia y la alegría de ser herederos de la alegría , la cultura, el deporte y dueños de emprendimientos que generaron más y mejores empleos.

“El Chontico Ortíz” debe ser visionario, astuto y talentoso, a la hora de dar la gran batalla final por la alcaldía de Cali. Su independencia económica es su más valioso aliado al hacer todos los acuerdos, alianzas y pactos para  construir en adelante  una  Cali incluyente  y equitativa, que respete y valore la diversidad de sus habitantes sin atropellar sus riquezas y potencialidades.

Por sus compromisos su aspiración debe seguir siendo un proyecto ético y político, porque en cali se requiere sentar las bases para ir transformando su  inclinación a ser sociedad mafiosa y en donde se sienta la gobernabilidad, confianza y credibilidad en su mandatario, como lo ha intentado Rodrigo Guerrero, criticado pero con positivos resultados para la nueva manera de hacer la política.

labm.