Los nuevos dueños del poder político

alvarez_gardeazabal

Los contratistas financiadores, son los nuevos dueños del poder político en las ciudades y departamentos. Por eso ya no hay jefes ni caudillos en los partidos.

Hace unos días demostré aquí cómo los poderes sobre los que se cimienta el estado colombiano, el legislativo, el judicial, el ejecutivo y el policial, están tarifados.

Es una verdad tan de puño, admitida por todos, que nadie dijo nada. El fin de semana, la Cámara Colombiana de la Infraestructura hizo público un estudio para demostrar cómo los contratos de obra en municipios y departamentos están viciados.

De su lectura se deduce que es de esa manera que alcaldes, concejales, diputados y gobernadores hacen real la tarifa que el Ejecutivo ha permitido desde lo alto con su mermelada, que contagia a todo el país.

Los contratos son adjudicados a dedo entre los mismos contratistas o por licitación entre uno y dos proponentes porque los demás no se presentan o por no poder pagar la tarifa fijada o porque les da vergüenza y molestia exprimir la calidad de la obra para poder cumplir el porcentaje tasado.

Elegir a un congresista, a un gobernador o a un alcalde vale una mil millonada que, con el sueldo fijado por la ley, no se recupera.

El financiamiento de su campaña corre entonces por cuenta de los contratistas, a quienes se les garantiza un número y una cantidad en pesos por contratos futuros a lo largo de los cuatro años.

Son ellos, hay administradores a porcentaje de los presupuestos de contratación de los entes gubernamentales. Ellos son los nuevos dueños del país político.

Negarlo es ir contra la historia, admitirlo, un paso más a buscarle la verdadera solución a lo que nos está pasando.

Por: GUSTAVO ÁLVAREZ GARDEAZÁBAL

http://diarioadn.co/actualidad/colombia/los-nuevos-ariete-1.153196 eljodario@gmail.com