IGLESIA CATÓLICA PIDE “NO TIRAR LA TOALLA Y REFORZAR EL PROCESO DE PAZ”.

monsenor_luis_castro

De acuerdo el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, es importante que el Gobierno Nacional continúe con las negociaciones de paz y que el homicidio de los 11 soldados en el Cauca no motive el rompimiento de las conversaciones.

“Naturalmente recordando el dolor de todos los familiares, sin embargo deben seguir los diálogos  y no repetir la tontería de  que cada que hay un proceso de paz acontece una masacre o asesinato  de una persona importante  y los negociadores se levantan de la mesa y ahora en lugar de tirar la toalla  se debe reforzar este proceso y seguir buscando la paz”, manifestó el alto prelado de la Iglesia Católica Colombiana.

El representante de la Iglesia Católica en Colombia hizo además un llamado para que las partes no lleguen a treguas disfrazadas, ni decreten un cese al fuego pues considera que lo importante es que se firme la paz definitiva.

“Es el momento de reforzar el proceso de paz, acompañarlo, en hacer que se llegue a decisiones de  un cese definitivo del fuego, que no nos presente una tregua disfraza sino un verdadero acuerdo definitivo. Respaldo lo que dice el presidente Santos en el sentido de continuar el proceso y lamento  lo que está sucediendo, pero no podemos repetir que suceda  un acto de barbarie  y que el proceso de paz  se rompa y no puede  ser así, hay que lograr llegar hasta el final”, agregó monseñor Castro Quiroga.

monsenor

Entre tanto Monseñor respaldó la propuesta de fijar plazos a la guerrilla pero señala que se trata de presionar pero no de hacer mal las cosas.

“Es lógico  que es necesario presionar para que no se alargue tanto el proceso, porque se genera desconfianza sabiendo que los problemas son complicados, reinserción, justicia transicional, muchos temas delicados toman tiempo. Pero es importante  insistir porque muchas personas creen que se están tomando el pelo por el alargue de la conversación; pero hay que hacer las cosas bien, no treguas, nada que deje las puertas abiertas para seguir en la guerra. En la mesa deben agilizar las cosas pero haciéndolas bien, sin dejar puertas sueltas que van a servir para volver a la guerra”, puntualizó el presidente del Clero Colombiano