CONVERSATORIOS «POR EL DESARROLLO DE PUERTO TEJADA.»

10690005_10152710068528108_2509893757402618751_n

Nuevamente me estoy permitiendo sugerir, muy respetuosamente, a todos los candidatos y/o precandidatos al Concejo Municipal y a la alcaldía de Puerto Tejada, se pongan de acuerdo y programen una serie de encuentros donde se puedan plantear y discutir de cara a la comunidad las propuestas (no las promesas) que tengan para impulsar el desarrollo del municipio en todos sus aspectos.

Estos encuentros nos permitirían a los potenciales electores no solo conocer de primera mano que tiene cada candidato sino expresar nuestras sugerencias para que, si lo tienen a bien, las puedan considerar y contribuyan a conformar sus programas de gobierno.

Lo ideal sería, como lo he planteado en otras oportunidades, que se pudiera conformar un programa único, pensado y construido para Puerto Tejada y por Puerto Tejada.

Lamentablemente siguen prevaleciendo los intereses de grupos y partidos y la mayoría de los candidatos siguen recibiendo órdenes de los caciques desde Popayán o de otros lugares, situación que no nos va a dejar salir de esta grave problemática en la cual seguimos sumidos y en la cual parece nos hundimos cada día más.

Estos diálogos ciudadanos nos permitirán además tratar de evitar las expresiones de mal gusto que muchas veces se dan en las redes sociales y podremos manifestar cara a cara nuestro pensamiento con relación a los candidatos y sus propuestas, eso sí exigiendo respeto y tolerancia para que el debate que se plantea sea de la mayor altura en lo cívico y en lo político.

La invitación es pues a que se aprovechen los días previos a la iniciación oficial de las campañas para construir y consolidar propuestas de cara a la comunidad y por el bien común de nuestro municipio.

Por último quiero insistir ante mis coterráneos para que no profundicemos la situación de violencia que vivimos al utilizar expresiones ofensivas hacia aquellas personas con quienes no estamos de acuerdo.

Me parece genial que todos queramos expresar nuestro sentir o nuestro modo de ver las cosas, eso es un derecho al que no debemos renunciar, pero no podemos olvidar nuestro deber de respetar a los demás teniendo en cuenta que el momento que vivimos y el logro de los sueños de progreso que tenemos nos exigen mesura y mucha tolerancia puesto que se trata de unificar energías y no de reavivar odios que nos separen cada vez más.

¡Sí es posible realizar un debate político de calidad, con el cual todos salgamos ganando!

CARLOS ARTURO LASSO VÁSQUEZ

Ingeniero  Mecánico  – Universidad del Valle