Alerta roja en el archipiélago de San Andrés y el caribe por paso de ciclón tropical

El  Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales IDEAM  declaró alerta roja en  los  departamentos que  hacen parte  del mar Caribe y  el Archipiélago de  San Andrés y Providencia por el paso del Tormenta Tropical Two, lo que podría causar fuertes vientos y un alto oleaje.

“En coordinación con el NHC (National Hurricane Center, por sus siglas en inglés) se emite un aviso de tormenta tropical, lo cual indica que es altamente probable que en el oriente y centro del mar Caribe colombiano y en la costa de Magdalena y La Guajira, los vientos tengan fuerza de tormenta tropical lo que equivale a intensidades mayores a 63 km/h en las próximas 48 horas”, se lee en el comunicado.

Según los análisis del IDEAM, las condiciones son favorables que el potencial ciclón tropical dos evoluciones a la categoría de tormenta tropical sobre las costas de Venezuela y continúe su tránsito hacia el centro del Caribe, por lo que se provee que este  jueves  30 de junio arribe al territorio nacional en el departamento de La Guajira, generando fuertes precipitaciones.

“Se pueden generar tormentas eléctricas con posibilidad de vientos fuertes sostenidos y rachas de viento, en sectores del mar Caribe colombiano y en las áreas continentales de La Guajira, Sierra Nevada de Santa Marta, Cesar y Magdalena”, informó el IDEAM.

También se podrían generar lluvias intensas acompañadas de tormentas eléctricas en sectores de Atlántico y norte de Bolívar, al igual que aumento en las lluvias en Córdoba, Sucre, sur de Bolívar, Santanderes, Arauca, Chocó y sectores de Antioquia.

“Por lo tanto, se recomienda estar atentos a las posibles afectaciones por las fuertes lluvias con probabilidad de crecientes súbitas, inundaciones y deslizamientos de tierra”, alertó la entidad.

Finalmente, y de acuerdo con “el cono de pronóstico”, el IDEAM anunció la probabilidad de que para el viernes 1 de julio la actividad podría catalogarse “como huracán tropical sobre el occidente del mar Caribe, favoreciendo precipitaciones fuertes e incremento del oleaje y el viento en la zona, incluido el archipiélago de San Andrés, Providencia, Santa Catalina y los cayos”.

Los comités de emergencia se encontraban trabajando en el acondicionamiento de albergues, podando árboles de gran tamaño y en el aprovisionamiento de alimentos.

Todo el trabajo está siendo coordinado desde el cuartel general del CRE, ubicado en el despacho del gobernador Everth Hawkins Sjogreen y abarca los frentes de seguridad, salud, alimentos, albergues, evacuaciones, comunicaciones, acción sicológica, transporte y evaluación de daños.

Las zonas de mayor riesgo, de acuerdo a la trayectoria prevista para Tormenta Tropical Two , serían las comunidades asentadas al sur de San Andrés, específicamente San Luis, Sound Bay, Tom Hooker, Elsie Bar, South End y el Cove.

El aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla operó normalmente durante todo el día y cerró al promediar la media noche. Entre tanto, los turistas que llegaron a San Andrés para pasar el fin de semana se encontraron con la noticia de una aventura adicional que no estaba en el presupuesto de sus vacaciones, hecho que no pareció provocar un regreso masivo de los visitantes.

Los colegios, escuelas, coliseos e iglesias fueron señalados como sitios de albergue para los eventuales damnificados y se dispondrá, según los anuncios del CRE ,con varios puestos de salud ambulatorios.

La última emergencia de características similares que vivió el archipiélago fue el huracán Joan en octubre de 1988. En aquella oportunidad los daños materiales fueron considerables pero no hubo víctimas humanas.

La Capitanía de Puerto ordenó la restricción de zarpes y recomendó el aseguramiento de las naves y embarcaciones. Entre tanto, los ciudadanos se alistaron para asegurar los techos, ventanas, vigas y postes aledaños de sus casas. Las ferreterías y depósitos de materiales se vieron muy concurridos desde las primeras horas del día.