Duque desautoriza propuesta del Congreso de reunirse con Asamblea de Venezuela

Presidente Iván Duque  Márquez rechazó de manera  tajante la propuesta de   una  proposición aprobada en el Senado de  la  República de crear una comisión binacional que trabaje en la normalización de relaciones comerciales y diplomáticas, además de la verificación de las buenas prácticas comerciales entre ambos países.

El mandatario colombiano dijo  en tono enérgico que  mientras sea  presidente no reconocerá el gobierno del  régimen  “Chavista” que  orienta  Nicolás  Maduro Moros.

”Una cosa en la que no nos podemos equivocar es en que lo que Colombia no va a hacer es reconocer una dictadura oprobiosa, corrupta, narcotraficante”, manifestó Duque en una declaración junto al secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, que llegó este miércoles de visita oficial a Bogotá.

Según Duque, reconocer al gobierno de Nicolás Maduro, con el que Colombia no tiene relaciones diplomáticas desde el 23 de febrero de 2019, “sería una claudicación en los valores que ha defendido históricamente nuestro país”.

Estas declaraciones «con regaño incuido» a  los  congresistas, surgen luego de que desde el Congreso se aprobara la creación de comisiones para lograr reanudar las relaciones  y  que según el presidente del legislativo Juan Diego Gómez: sería  para “Conformar una comisión de acompañamiento para la normalización de relaciones diplomáticas y comerciales y una comisión de seguimiento a las buenas prácticas comerciales entre ambos países”

Asimismo, aseguró que esto es un mensaje para la canciller Marta Lucía Ramírez y “el mismo presidente Iván Duque, porque este es un asunto que no tiene ideología política, es un tema comercial que, yo diría, es de país”.

Acto seguido Duque desautorizó y  ordenó  a  la bancada  de su partido y otros  partidos que  son  mayoría rechazar  esa pretensión  de la  misiva  legislativa.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Jorge Jesús Rodríguez, recibió una carta de su homólogo colombiano en la que le explica las intenciones del Senado, a lo que respondió que hay “plena disposición” del legislativo venezolano para “iniciar dicho proceso”.

“Creo que son buenas noticias para los pueblos de Colombia y Venezuela, y deseamos los mejores augurios en el trabajo de estas comisiones”, sostuvo el diputado.

Colombia y Venezuela comparten una frontera de 2.219 kilómetros, pero sus relaciones diplomáticas están rotas desde el 23 febrero de 2019 por orden del presidente Nicolás Maduro, tras un intento del líder opositor Juan Guaidó con la ayuda  del  gobienro colombiano y lacomunidad internacional de atravesar la frontera desde la ciudad colombiana de Cúcuta al frente de una caravana de ayuda humanitaria

Colombia fue uno de los primeros países en reconocer, en enero de 2019, a Guaidó como presidente interino de Venezuela, al desconocer a Maduro. Incluso, el pasado diciembre de 2020 la Cancillería colombiana desconoció los resultados de las elecciones legislativas en Venezuela, en las que chavismo retomó la mayoría del Parlamento, y los consideró “fraudulentos” y promovidos por un “régimen ilegítimo”.

No obstante, el gesto del Senado colombiano al legislativo venezolano pone de manifiesto un reconocimiento de facto a la Asamblea Nacional actual, de amplia mayoría chavista.

“Colombia y Venezuela tenemos que resolver nuestros problemas en paz, tenemos que regularizar, normalizar las relaciones comerciales, productivas, económicas, tenemos que normalizar las relaciones consulares, las relaciones diplomáticas”, sostuvo Maduro en una alocución transmitida por la televisión gubernamental.

Ante la iniciativa colombiana para crear una comisión parlamentaria binacional que trabaje en la normalización de relaciones comerciales y diplomáticas, además de la verificación de las buenas prácticas comerciales entre ambos países, Maduro afirmó:

“Nosotros le damos un aplauso por esta iniciativa tomada por el poder legislativo de Colombia y el poder legislativo de Venezuela”, y reclamó que los colombianos en Venezuela “no tienen asistencia consular porque el gobierno de Iván Duque no les da asistencia consular”.

Una situación similar enfrentan los casi dos millones de venezolanos que han migrado en los últimos años hacia Colombia, huyendo del grave deterioro de la economía petrolera.