Asesinaron a dos uniformados de la Policía en Cumbal- Nariño

En el hecho se reportó la muerte del subientendente Jonathan Bastidas y el patrullero Alexander Dávila

Tres hombres armados asesinaron este miércoles 17 de febrero a dos patrulleros de la Policía en Cumbal, en Nariño.

El doble crimen ocurrió en el corregimiento Chiles, a una media hora del casco urbano. Fue en el sector conocido como Las Vueltas.

«Al momento en que la Policía reacciona a este hecho, intercepta un vehículo tipo campero en el que se movilizaban los responsables, presentándose un intercambio de disparos, la captura de dos sujetos, la neutralización de uno más y la incautación de material bélico», explicó el secretario de Gobierno de Cumbal, Orlando Alpala.

El Ministro de Defensa, Diego Molano, informó que este hecho habría sido perpetrado por miembros del ELN, grupo que delinque en el sector.

La Fiscalía asumió el caso, mientras en la Policía señalaron que se activó todo un dispositivo de seguridad para dar con el paradero de los responsables.

De acuerdo con las autoridades, uno de  los sujetos atacantes  fue  detenido y otros  dos   dados  de  baja  en el  enfrentamiento con la  fuerza  pública.

Vecinos de la vereda Nazate que presenciaron el hecho contaron a las autoridades que todo ocurrió hacia las 12:30 de este miércoles, en una zona limítrofe con el vecino país del Ecuador.

Los tres atacantes que se movilizaban en un vehículo tipo camioneta color rojo, al notar la llegada al lugar de otra patrulla policial emprendieron la fuga, pero unos kilómetros después fueron interceptados por los uniformados y les incautó armamento, como pistolas y fusiles al igual que una granada.

Ómar Robinson Vallejo España, señalado integrante de la compañía José Luis Cabrera Ruales delELN, fue privado de la libertad en centro carcelario por solicitud de la Fiscalía General de la Nación.
Luego del hostigamiento, Vallejo España y otros dos hombres que lo acompañaban habrían
robado un vehículo que estaba en la zona para intentar escapar.
En la huida fueron interceptados por unidades de la Policía Nacional, a las que enfrentaron.
Los presuntos cómplices murieron en el intercambio de disparos.
En la inspección al automotor los uniformados encontraron 6 pistolas 9 milímetros con
proveedores, 60 cartuchos del mismo calibre, un fusil 5.56 y tres proveedores para el mismo, 68
cartuchos 5.56, 2 granadas de fragmentación y 2 teléfonos celulares.
Por estos hechos, la Fiscalía presentó al detenido ante el juez promiscuo municipal con funciones
de control de garantías de Cumbal (Nariño) y le imputó los delitos de homicidio agravado;
fabricación, tráfico, y porte de armas de uso. Los cargos no fueron aceptados.

Redacciòn