Rumor de paro armado del ELN afectó movilidad y transporte en el sur  del Cauca

Las amenazas  mediante  panfletos de un supuesto paro armado por miembros del ELN  causó notables  afectaciones  en el  transporte intermunicipal y la  movilidad de personas en   por lo menos 8  municipios del sur caucano.

Desde  el Terminal de  Transportes de Popayán no  hubo  despacho  de  automotores  de  servicio  público  hacia  poblaciones  como: El Bordo- Patía,Bolívar,Balboa, Almaguer  y Argelia, por  temores  a  represalias del  grupo  armado  que  delinque  sobre  los  tramos  viales y  zonas  rurales.

Los ciudadanos de varios municipios publicaron fotos  y videos en redes sociales en donde se pueden apreciar  calles  desoladas y las plazas de mercado sin vendedores o compradores, debido a las amenazas  que  circularon desde la  noche  anterior.

El frente José María Becerra publicó hace algunos días un escrito donde amenazaba con el inicio de dicho paro armado en los municipios de Argelia, El Tambo o Balboa.

En el texto panfletario  amenazaban que la acción armada iniciaría el 27 de noviembre a partir de las 6:00 p.m  hasta  el domingo  29 de  Noviembre.

Según el panfleto, los únicos que pueden moverse en esta zona del país son quienes estuvieran prestando servicios de ambulancia o quienes necesitaran atención médica, ante  lo cual   la  gran  mayoría  de  los habitantes  optó por permanecer en sus hogares.

El pasado viernes  usuarios de la vía que comunica a los departamentos de Cauca y Huila por el municipio de Puracé, fueron interceptados por hombres fuertemente armados y con brazaletes del ELN.

En el sector de Paletará, de la carretera Isnos-Popayán, fue denunciado un retén ilegal que se extendió durante varias horas, en el que los presuntos guerrilleros, vistiendo prendas de uso privativo de las Fuerzas Militares, detuvieron y pintaron vehículos públicos y particulares.

Testigos informaron que los individuos también entregaron recomendaciones para mantener las medidas de bioseguridad por el COVID-19 y la protección de la fauna silvestre. Además, exigieron sumas de hasta 1 millón de pesos.

Se espera  en las  próxima  horas  un  pronunciamiento  oficial de  las  autoridades  sobre  esta  situación que se  presentó  al  sur  del  Departamento  del  Cauca, pues  de  momento  no se ha  presentado  ningún  hecho que  lamentar y se espera que  la  aparente  normalidad regrese a estas poblaciones.