Duelo en el mundo futbolero por muerte de Diego Armando Maradona

A  la  edad  de  60  años Murió Diego Armando Maradona. Sufrió un paro cardiorrespiratorio en la casa de Tigre en la que se había instalado tras su operación en la cabeza. Hay  conmoción en el mundo  futbolero tras el fallecimiento de  uno de los  mejores jugadores  de  todos los  tiempos.

Alrededor de las 13.00 local (16.00 GMT) algunos medios locales informaron que Maradona sufrió un paro cardíaco en su domicilio de la provincia de Buenos Aires y que al menos cuatro ambulancias se dirigieron a su vivienda.

El entrenador de 60 años estuvo a principios de noviembre diez días internado en una clínica de Buenos Aires por anemia, deshidratación y con un “bajón anímico”, pero al hacerle chequeos se le diagnosticó un hematoma subdural por el que fue operado.

Luego, el técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata tuvo “algunos episodios de confusión” que los médicos “asociaron” a “un cuadro de abstinencia”.

Con mucha tristeza se  recibió la  noticia en el mundo del fútbol. Diego Armando Maradona, siempre  fue  considerado uno de los mejores jugadores de la historia y un verdadero ídolo del  balompié en su natal  argentina.

Primera imagen de Diego Maradona, después de su operación y junto a su médico Leopoldo Luque.

Maradona se encontraba en San Andrés,  un barrio exclusivo y en pleno desarrollo, ubicado entre Nordelta y el complejo Villa Nueva, en el límite entre Tigre y Escobar. Allí vivió sus últimos días, luego de ser dado de alta de la clínica en Olivos, en una casa especialmente adaptada para que pudiera continuar con su tratamiento luego de la operación a la que fue sometido.

Dentro de una de esas casas, el campeón del mundo en México 86 afrontó un largo tratamiento por su adicción al alcohol. «Estamos evaluando los detalles para ver los pasos a seguir, lo que sí queda claro es que esto recién comienza y que tenemos que continuar con un tratamiento», dijo a la prensa Carlos Díaz, psicólogo y miembro del equipo médico que lo atendió en la clínica Olivos.

Pero ni estas comodidades ni todo el plan para su recuperación fue suficiente y este miércoles el jugador más importante en la historia del fútbol argentino y uno de los más importantes del mundo dijo adiós.

Redacciòn