La EPS Medimás deja de  funcionar en el Valle del Cauca

La EPS Medimás perdió de manera parcial su autorización de funcionamiento en el Valle del Cauca, así como en tres departamentos más, por no brindar garantías para el aseguramiento y la prestación de los servicios de salud de sus afiliados.

Así lo dio a conocer este viernes la Superintendencia de Salud, Supersalud, luego de revisar las objeciones presentadas por la EPS una vez fue informada del inicio del proceso de revocatoria.

La decisión afecta a los 731.421 ciudadanos afiliados a esta entidad en el Valle del Cauca (259.111), Antioquia (214.626), Nariño (82.406) y Santander (175.278).

 

La Supersalud decidió ordenar la revocatoria parcial de autorización de funcionamiento de Medimás «tras evidenciar que pone en riesgo la garantía al acceso efectivo de los servicios de salud, la seguridad de los afiliados y la destinación de los recursos del sector».

Según el Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, «tras nuestras acciones de monitoreo, seguimiento y evaluación, encontramos que Medimás presenta los niveles más bajos en la garantía de la atención frente a la prestación de los servicios de salud a la población afiliada en estos cuatro departamentos».

El Ministerio de Salud será la entidad encargada de realizar el traslado de los afiliados de Medimás a otras EPS debidamente autorizadas.

La Supersalud recalcó que mientras se realiza este proceso, Medimás está obligada a «garantizar la atención y acceso a los servicios de salud en condiciones de oportunidad, accesibilidad, seguridad, pertinencia y continuidad», así como a pagar las obligaciones con prestadores y proveedores.

La decisión afecta a los 731.421 ciudadanos afiliados a esta entidad en el Valle del Cauca (259.111), Antioquia (214.626), Nariño (82.406) y Santander (175.278).

Las razones

La gran cantidad de peticiones, quejas, reclamos y denuncias, Pqrd, de los usuarios de Medimás que recibió la superintendencia llevaron a que se iniciara el proceso de revocatoria.

Tan solo entre 2019 y el primestre de 2020, la EPS ocupó el primer lugar en el régimen contributivo y el segundo en el subsidiado entre las entidades con mayor número de solicitudes de Pqrd recibidas.

La Supersalud detalló que en los departamentos se presentaron demoras de hasta 135 días en garantizar la atención de niños con diagnóstico de cáncer, de hasta 152 días para garantizar atención con médico especialista, de 325 para la entrega de insulina a pacientes diabéticos y de hasta 400 días en suministrar diferentes medicamentos e insumos.

Así mismo, el ente de control demostró que la EPS «presentaba incumplimiento reiterado en los pagos a los prestadores de los cuatro departamentos, toda vez que no hacía el giro oportuno de los recursos para las obligaciones por concepto de servicios y tecnologías en salud».

Medimás tendrá 10 días posteriores a la notificación de la resolución de la Supersalud para presentar un cronograma que se debe ejecutar en un término no mayor a tres meses «con las actividades para conciliar, depurar y pagar la cartera con las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud públicas y privadas y con los proveedores de servicios y tecnologías en salud».

La EPS Medimás pertenece en su totalidad a la sociedad Prestnewco SAS, que también se encuentra desde hace varios meses bajo una figura de control del Gobierno, emitida por la Superintendencia de Sociedades, que vigila y debe autorizar cualquier movimiento accionario.

Prestnewco SAS está compuesta por 6 socios con igual participación: el grupo integrado por Grupo MedicalFly y Miocardio; Medplus; Organización Clínica General del Norte; Grupo Sociedad Cirugía de Bogotá y Fundación Hospital Infantil; Grupo CMPS y MIIPS, y Procardi.