Por estos días a cuidar mucho más los  gatos  negros, se  alborotan las  «brujas».

En redes sociales se ha viralizado dos videos en donde se observa cómo la comunidad  cercana al  Jarillón de Decepaz agrede  violentamente a dos mujeres acusándolas de estar practicando brujerías en este  sector  del  oriente  de  Cali.

En uno  los  videos  se ve  un gato negro  sacrificado por estas presuntas “brujas” y a las  cuales  también se  les decomisó por  los ciudadanos  varios elementos para las  prácticas  esotéricas que por encargo algunas personas  encomiendan a estas  practicantes  de magia negra y hechicería  con vísperas  al  31  de  Octubre.

Desde épocas lejanas se tiene la creencia de que los gatos tienen la cualidad de ver el mundo astral, es por eso que brujos y esotéricos los utilizan como exploradores para saber lo que hay “del otro lado”.

Por Halloween, aumenta el sacrificio de indefensos gatos negros  pues  las personas  que se  dedican  a  la  “Magia Negra”  los usan para prevenirse de  determinadas fuerzas oscuras y los llamados “Magos Blancos” para contagiarse de energía misteriosa.

Por lo general, se tiene  la  creencia que estos felinos son detectores de energías. Se dice que  cuando un gato se encuentra mirando por mucho tiempo a una misma dirección e instantáneamente cambia de humor es porque está detectando una presencia negativa en el lugar.  Y hay quienes  aseguran que tienen la  capacidad de  “ver  espíritus y almas  que  aún deambulan por el mundo terrenal”.

Ciertamente es que los gatos negros tienen una mala fama, pues representan la mala suerte, sin embargo, el interés que tienen las personas por estos animales aumenta en vísperas de Halloween, ya que son usados para prácticas de rituales, en donde se ofrecen como sacrificio derramando su sangre, ya que se llegó a pensar que eran representantes de las brujas.

Es común que sectas de ocultismo y oscurantismo sacrifiquen animales el 31 de octubre, pues es durante esta noche que se cree, los espíritus de los difuntos caminan entre los vivos.

Por ello algunos integrantes del  Jarillón de Decepaz  se exacerbaron y  poco linchan a esta  mujeres que presuntamente  estaban  realizando  algún  ritual  satánico que incluyen la comunicación con los muertos, por lo que  en muchas  ocasiones ofrecen una vela encendida en las ventanas para que los muertos encuentren su camino y hablen con los vivos.

En ciertas  tribus urbana , algunas pandillas o grupos  de  jóvenes,  suelen también  matar a animales como rito de iniciación a un nuevo miembro, observándose un incremento considerable en el “asesinato” de animales, los cuales son tirados en parques y jardines públicos junto con utensilios y hierbas.

Gatos, perros, cerdos y cabras son lo que más se emplean en este tipo de ceremonias, rituales, misas negras o brujerías.

Quienes recurren a estos actos, usan gatos vírgenes negros o blancos, que por lo regular son cachorros o recién nacidos, además de contar con otras características particulares.  Incluyen el sacrificio de los animales, para derramar su sangre o bello y así poder hacerle mal a alguien o eliminar algún tipo de brujería.

Las  asociaciones  protectoras  de  animales  y  las  autoridades policiales  recomiendan denunciar cualquier práctica esotérica que intente  sacrificar  felinos negros los cuales son los animales que más sufren en esta época del año, pues suelen ser empleados en rituales obscuros.